Torre palacio de Doriga

TORRE PALACIO DE DORIGA, SANTA EULALIA (SALAS) II

Tipología:

Icono_Torre
Icono_Palacio
Nombre del Castillo:
Torre palacio de Doriga
Población:
Santa Eulalia (Salas)
Provincia:
Asturias
Estado:
Deteriorado
Datos de Interés:
Sin duda, fue un territorio de relativa importancia y esplendor en la Edad Media, tal y como se desprende de la lectura de los documentos de la época.  La evolución histórica de esta zona, empezó a despuntar, a partir del siglo XIV, gracias a la presencia de una serie de estirpes nobiliarias que ejercieron una gran influencia, cabe destacar a los Doriga, Miranda, los Valdés, los Argüelles, los Quirós y los Quiñones, estos últimos destacaron por su genio militar, siempre desafiantes, provocaron continuas luchas en toda la región.

Era de aquí Garcí Fernández de la Doriga, quien en 1378 representó a Salas en la Junta General de concejos asturianos, celebrada en Avilés. La familia de los Doriga (posteriormente García de Doriga), cuya importancia residía en ser grandes perceptores de rentas y poseer el monopolio de muchos cargos en la administración local en virtud de su carácter de señores rurales, será quienes a partir del siglo XIV (época de la que data la torre) construirán un cuerpo cúbico adosado a la torre. El Palacio iniciado en el siglo XV se finalizaría en el año 1600, según una inscripción en la piedra de armas que luce en el patio interior sobre columnas toscanas de piedra y que dice:  …: “Estas columnas mandaron hacer García de Doriga, señor de esta casa solar de Doriga y su mujer, Doña Guiomar Queipo de llano, Año de 1600“.

La torre del siglo XIV …, a la que se la adosado el palacio, por el cual quedó algo desfigurada al adecuarla a las demás estructuras …, fue una de las pocas torres a las que los reyes católicos no ordenaron tirar abajo para prevenir rebeliones nobiliarias.

Una vez terminado el palacio, este fue residencia momentánea y cuartel general del mariscal Ney, el favorito de Napoleón, cuando avanzaba camino de “El Freisnu” tras pasar con sus tropas el Narcea por Cornellana, durante su campaña de ocupación de Asturias, partiendo desde Lugo y atravesando el occidente astur para subir a La Cabruñana y llegar a la capital ovetense, prácticamente por sorpresa y sin disparar un tiro, hasta encontrar seria resistencia en el pueblo y viejo puente medieval de Peñaflor, sobre las aguas del Nalón…, donde se libró una enconada pero desigual batalla en la que los franceses arrollaron a los defensores.

 

El conjunto lo forman el palacio y la torre y a ambos edificios se les rodeó por un muro en el siglo XVI. El sistema constructivo era el sillarejo sin trabajar en las zonas centrales y mejor labrado para las esquinas que, además de sobresalir por su forma, sobresalen por su color.

-El palacio que cuenta con 3 pisos, tiene planta ligeramente rectangular, con 12 columnas de piedra de fuste liso (que sustituyen a las anteriores de madera), sobre los capiteles, zapatas de madera con roleos tallados sostienen el entablamento del corredor abierto del piso principal.

El antepecho está formado por balaústres torneados de madera con una hilera de canecillos bajo el rodapié. En el frente de la fachada principal hay un segundo corredor abierto, de menor altura y con las mismas características decorativas.

La fachada principal está formada por 3 cuerpos: en un extremo la torre con 4 alturas y rematada con almenas, y 2 cuerpos de 3 alturas cuyos vanos se distribuyen simétricamente.

-La torre del siglo XIV, se realizó en mampostería y sillarejo, con una estructura simple y una planta cuadrada, dividida en 4 pisos, tuvo saeteras en sus muros, pero se han perdido, con una sucesión de almenas que denotan la finalidad del edificio. Sus muros tienen una anchura de 7 metros y medio por casi 1,5 metros de grosor y 20 metros de altura.

Destaca una pequeña ventana cuadrada sobre la puerta, enmarcada también por un alfiz, repitiendo el mismo motivo decorativo. Está cerrado por un muro almenado con una portada y flanqueado por 2 cuerpos semicirculares, con una saetera en el centro de cada uno.

Destaca igualmente la puerta de acceso a la finca, rematada en arco de medio punto, con amplias dovelas lisas y 2 torrecillas laterales con saeteras, coronada por los escudos de García de Doriga y su esposa.

Visitable:
No
Enlaces Relacionados: