Torre del Campo

Torre del Campo,Alarcón

Tipología:

Icono_Torre
Nombre del Castillo:
Torre del Campo
Población:
Alarcón
Provincia:
Cuenca
Estado:
Deteriorado
Datos de Interés:
El pueblo de Alarcón debe su nombre a un hijo de Alarico, rey visigodo, que fue quien conquistó la fortificación a los romanos. Este castillo fue asilo de Mohamed-el-Fehri, hijo de Yusuf, en el año 784.

En 1184, Fernán Martínez de Ceballos, capitán de las tropas de Alfonso VIII asedió la fortaleza, ya que la situación estratégica del lugar era de las fortalezas árabes más inexpugnables de Castilla. Tras 9 meses de asedio, la ganó finalmente para su rey el día de san Andrés. Tanta sangre costó su defensa, que los moros, llamaron al año 1184 el año de Alarcón.

El capitán se vio recompensado por Alfonso VIII, con el privilegio de tomar el nombre de la villa por apellido, cosa que hizo, pasando a llamarse Martínez de Alarcón y dando con ello origen a este nuevo linaje.

La torre del Campo, fue levantada en el siglo XIV por el Infante don Juan Manuel, de ahí que en su fachada sur esté el escudo del Infante.

La torre se construyó junto a uno de los meandros que el río Júcar, para defender a su homónima puerta del Campo, que fue, según su situación, el acceso al primero de los 3 recintos amurallados que tuvo Alarcón. Es conocida como torre del Campo, porque está orientada hacia el campo o hacia las afueras de la villa, que es lo que significa “albarrana”. Tan necesaria fue su construcción y estratégica la mota del terreno frente a Alarcón, que incluso se la dotó de plaza de armas.

A este tipo de fortificaciones, por su ubicación, se les denomina de aproches, ya que es la que se construye en esa zona desde la que el enemigo puede ejecutar todos esos trabajos así llamados, tratando en definitiva de evitarlos (aproches: conjunto de trabajos que se hacían para atacar una plaza y acercarse a batirla, como las trincheras, paralelas, baterías, minas, etc.).

Pero también es esta torre una fortificación de padrastro, ya que está construida en una elevación del terreno, próxima a un castillo y a una distancia óptima para hostigar a éste, su construcción trata de impedir que el enemigo acose desde ese punto. Por sus características y su buen estado, se la podría considerar una de las mejores torres de este tipo que existen en la Península.

 

La torre fue construida a base de mampostería, con sillares en las esquinas, con una estructura simple y una planta poligonal (aunque curiosamente el interior es de planta cuadrada). De esta torre con una estructura defensiva poderosa, nace una coracha que desemboca en la puerta del Campo que conduce a la torre de Armas y permite defender el primero, de los 3, recintos amurallados que tenía la fortaleza de Alarcón. La torre presenta numerosos huecos repartidos en todas sus fachadas intramuros (los más grandes, de estilo gótico y con sillares). Se la denomina según esa tipología como torre tajamar, igual que las pilastras de los puentes en la cara que se opone a la corriente del río.

El acceso a esta torre de casi 20 metros de altura, se hacía y se hace, por su fachada Oeste, mediante una puerta situada a unos 6 metros del suelo y una escalera de fábrica a la que en la actualidad le falta su segundo tramo. A pesar de haber perdido todo su almenado, aún conserva las ménsulas que soportaban los 4 matacanes (uno por cada fachada interior).

Visitable:
Enlaces Relacionados: