Muralla de Santo Domingo de la Calzada

Tipología:

Nombre del Castillo:
Muralla de Santo Domingo de la Calzada
Población:
Santo Domingo de la Calzada
Provincia:
La Rioja
Estado:
Ruinas
Datos de Interés:
El recinto amurallado de Santo Domingo de la Calzada es uno de los más importantes de la comunidad autónoma.

La villa surgió allá por siglo XI, cuando la villa tan sólo era un gran bosque de encimas a orillas de un tumultuoso río que descendía de las cercanas montañas. En el corazón del bosque se instaló un ermitaño de nombre Domingo, que dedicó todos sus esfuerzos a facilitar el tránsito por estas difíciles tierras a los peregrinos que se dirigían hacia Compostela. Construyó un puente sobre las aguas del río Oja. Desmontó parte del bosque para abrir una calzada segura. A sus orillas levantó un hospital y un templo para el socorro material y espiritual de los peregrinos.

Poco a poco la villa surgió de un camino, a lo que luego fue el barrio viejo, luego se le añadió el barrio nuevo, como prolongación del anterior. Esto dio lugar a lo que desde el principio fue un pequeño burgo o burguete y a medida que crecía más burguete, nombre que actualmente se conserva en el Barrio de Margubete. Desde sus primeros tiempos, siglo XIII, 1264, el burgo de Santo Domingo, nombre del fundador, contó con una rudimentaria defensa, que amparaba y protegía su situación de paso y frontera dentro de los reinos cristianos, y protegía al peregrino en camino a Santiago de Compostela.

En el siglo XIV, la villa estaba situada en los territorios objeto de litigio entre los monarcas castellanos y navarros, pero fue Pedro I, llamado “el Cruel” por unos, y “el Justiciero” por otros. Será hacia el año 1367, cuando el rey Pedro I fortificó todo su perímetro de la villa con unas murallas dignas de una ciudad a modo de fortificación defensiva, como consecuencia de la guerra civil castellana que le enfrentaba a su hermanastro Enrique II de Trastámara. El levantamiento de la muralla finaliza en el año 1369 en un prodigio de rapidez para aquellos tiempos.

 

La muralla, que rodeaba la ciudad en todo su contorno, tenía originalmente una longitud de 1670 metros, y un grosor medio de 2 metros. Disponía de 38 elegantes torreones de 12 metros de altura, 7 puertas de entrada a la ciudad, 2 de ellas al norte (Puerta de Margubete y la Puerta del Mercado), otras 2 al este (Puerta del Barrio Viejo y la Puerta de la Parrilla), 2 más al oeste (Puerta del Barrio Nuevo y la Puerta de Pinal) y 1 al sur (Puerta de la Puebla), reduciéndose éstas durante unos períodos bélicos que obligaron además a hacer reconstrucciones hasta el siglo XIX y contaba con un foso provisto de agua alimentado por distintas canalizaciones.

La estructura del muro se divide en 2 partes de sillar que emparedan un hueco relleno a base de una argamasa de cal y canto.

Visitable:
Enlaces Relacionados: