Castillo de Santiuste

CORDUENTE

Tipología:

Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Castillo de Santiuste
Población:
Corduente
Provincia:
Guadalajara
Estado:
Deteriorado
Datos de Interés:
El castillo de Santiuste se localiza en la falda de una ladera del término de la desaparecida localidad de Santiuste en el municipio de Corduente, muy próximo a Molina de Aragón.  Con poco valor estratégico, ya que está dominado por un monte que tiene en dirección norte, aunque permite visualizar la vega al estar edificado sobre una pequeña meseta que sobresale de la ladera donde se asienta.

Santiuste perteneció desde la época de la repoblación al común de Molina y era un poblado que con el tiempo quedó reducido a caserío, pero en el año 1410 lo adquirió por compra, en señorío, D. Juan Ruíz de Molina, o de los Quemadales (hombre de leyes y comisionado del señorío ante la Corona), apodado el “Caballero Viejo”.

En el año 1434 D. Juan, consiguió el rey de Castilla, Juan II, le concedería un privilegio para colaborar en la defensa contra Aragón, facultándolo para edificar un castillo de Santiuste (aunque su aspecto es de castillo, en realidad sus muros constituyeron la vivienda de los dueños de señorío). Este castillo pasó luego al mayorazgo familiar, del que más tarde se constituyó el marquesado de Embid.

El edificio se encuentra construido sobre una falla, y como consecuencia del terremoto de Lisboa del año 1755 las torres y fachadas se agrietaron, lo que propició el desplome de la torre noroeste a finales del siglo XX.

En el siglo XIX, con las guerras Carlistas, las almenas de los torreones fueron demolidos y sustituidas por 4 tejados a 2 aguas.

 

El castillo de llanura, es de planta cuadrada de 25 metros, con una estructura simple, levantado a base de buena sillería y sillarejo, con muchas llagas de mortero de cal y arena, a excepción de su muralla externa, que es de mampostería, de unos 100 metros de perímetro, con 4 grandes torres cuadradas en sus 4 esquinas (3 de ellas almenadas y una techada a 2 aguas), contaba también con una barbacana exterior con cubos en los ángulos y otros 2 que flanqueaban la entrada a la fortaleza, que da al este y que han desaparecido en su mayor parte.

Las 4 torres de los ángulos se distribuían internamente en 4 pisos más un sótano. La torre suroriental domina discretamente a las demás a modo de torre del homenaje. En una de las torres reconstruidas puede verse una curiosa ventana en cuya parte de abajo se descubre una pequeña tronera de palo de orbe. Este elemento se encuentra en el resto del edificio, para disparar armas de fuego.

Las estancias interiores se desarrollaban alrededor de 2 patios que se dividían entre ellos por un muro medianero que aumentaba la capacidad de defensa al no poder tomar el edificio entero de una sola vez en caso de asalto. Los patios han sido reconstruidos parcialmente y disponen de arcos de medio punto a modo de claustro, con una fuente central, a donde van a dar parte de las estancias de la primera planta, ya que la 2ª planta ha desaparecido, exceptuando la parte de la entrada, en donde se ha reconstruido como vivienda todo el cuerpo de levante. También han sido repuestas las almenas de los torreones del mismo lado.

En la fachada principal encontramos la puerta de acceso a esta casa señorial, que era directa, ya que esta puerta está enfilada a la de la desaparecida puerta externa, sobre su arco de medio punto permanece el escudo de los Ruiz de Molina (en memoria d “el caballero viejo”).

Visitable:
Enlaces Relacionados: