Castillo de Santa Catalina del Monte o Verdolay

Tipología:

Nombre del Castillo:
Castillo de Santa Catalina del Monte o Verdolay
Población:
Murcia
Provincia:
Murcia
Estado:
Restos
Datos de Interés:
Esta fortaleza de origen árabe se encuentra ubicada en un estratégico, en las estribaciones septentrionales de la Cresta del Gallo, muy cerca de lo que actualmente es la localidad de La Alberca, perteneciente al municipio de Murcia.

A principios del siglo VIII, en apenas unos años, los árabes conquistan el reino visigodo que dominaba desde la caída del imperio romano la península ibérica y será durante esta dominación islámica, entre los siglos VIII al IX cuando los árabes construyen este baluarte, en una zona de una importancia visual, formando parte del anillo defensivo de la Murcia musulmana en conjunción con el castillo de la Asomada sobre el puerto de la Cadena, y el de Algezares. Entre sus principales misiones se encontraría el control sobre la zona de paso hacia o desde la costa y zona de primera defensa frente a incursiones piratas.

Se sabe que el mundo islámico, en ocasiones, “replicaba” ciudades y asentamientos que se encontraba tras sus conquistas. Es posible que este castillo fuera el inicio de la réplica a la vecina y misteriosa ciudad de Ello.

A la zona que se encuentra a los pies de los restos del castillo, los árabes la llamaron «tierra rica en yeso» o, Alchezzar y que con el tiempo se conocería como Algezares.

El abandono de la fortaleza podría fecharse hacia mediados del siglo XIII, tras la incorporación del reino musulmán de Murcia a la Corona de Castilla.

 

El castillo se construyó con tapial de argamasa, tal y como era habitual en el mundo musulmán, con una estructura simple y planta poligonal.

Hoy día, las ruinas se tratan de estructuras defensivas, entre las que sobresale un imponente recinto murado enclavado en lo más alto del cerro donde se sitúa el castillo, con muros con una altura de entre 3 y 5 metros y que consta de 2 recintos diferenciados y complementarios entre sí.

-El recinto superior es un torreón fuertemente defendido y se corresponde al último bastión del castillo. Está enclavado, lógicamente, en lo más alto del cerro y su planta se adapta a esta cima, por lo que presenta ciertas irregularidades, pudiéndose describir como de traza romboidal y torreada, atesorando el baluarte además un torreón tetragonal en la fachada suroccidental. La obra fue construida con tapial de argamasa que tiene una altura entre los mechinales de unos 0,90 cm.

Sobre la roca del monte se levantó un potente zócalo de cimentación para sostener los muros y las torres que culminan, donde se conservan, en un paso de ronda perfectamente distinguible en el interior de este espacio, en el que también existe un gran pozo, hoy cegado, y algunas estructuras que podrían corresponder al hábitat existente dentro de la fortaleza.

-El recinto inferior es una muralla torreada que defiende al recinto superior con el clásico sistema de muro y torre, donde destaca un aljibe adosado a la muralla. Al Norte hay una ampliación con un aterrazamiento destinado a ampliar el asentamiento del lugar.

Todo este conjunto se encuentra muy deteriorado e incluso, en algunos tramos, desaparecido. Destaca en su interior un aljibe adosado a la muralla que también fue construido en tapial de argamasa.

Visitable:
Enlaces Relacionados: