Castillo de Portiella de Corres o de los Moros

ARRAYA-MAEZTU II

Tipología:

Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Castillo de Portiella de Corres o de los Moros
Población:
Arraya-Maeztu
Provincia:
Álava
Estado:
Restos
Datos de Interés:
El castillo se ubica sobre la cima del monte Soila y sería llamado Portiella de Corres por el valor estratégico de Corres entre los reinos de Navarra (Sancho el Sabio y Sancho el Fuerte) y Castilla (Alfonso VIII) incrementando la defensa de la entrada del Barranco de Corres y siendo puerta natural de comunicación con el valle de Arraia.

El castillo de Portiella de Corres o simplemente, castillo de Corres, es también conocido como castillo de los Moros o El Castillo (en euskera, Korresko gaztelua).

Desde la Baja Edad Media tuvo por señores a los Gaona, cuyo linaje fue ocupando, mediante mercedes.

El origen de este castillo se remonta entre los siglos XI-XII, aunque con certeza se encontraba operativo en el año 1199, durante el asedio de Vitoria durante la invasión del territorio occidental del reino de Navarra por Alfonso VIII de Castilla.

En su testamento, fechado el 8 de diciembre de 1204, Alfonso VIII se comprometía a restituir el castillo de Portilla de Corres entre otros de Navarra. En dicho testamento decía.

Prometo también que, Si Dios me da salud, restituiré al rey de Navarra todo lo que tengo desde Ponte de Araniello hasta Fuenterrabía y los castillos de Buradón, de San Vicente de Toro, de Marañón, de Alcázar, de Santa Cruz de Campezo, de la villa de Antoñana y el castillo de Atauri y de Portilla de Corres.

En el año 1312 también se hace referencia al castillo en una carta real de Fernando IV de Castilla, para dirimir la disputa por la jurisdicción de una dehesa entre, por aquel entonces, Corres y San Román de Campezu.

En el año 1368, durante las contiendas entre Enrique de Trastámara y Pedro el Cruel por el trono castellano (primera guerra civil castellana), la zona volvió temporalmente al reino de Navarra, hasta que en 1377 pasa de nuevo a control castellano. Años más tarde, el castillo cambiaría nuevamente de manos, esta vez en las del reino de Navarra, durante las guerras entre Castilla y Navarra de 1430 y 1450.

El castillo, se componía de 3 niveles defensivos.

Una amplia primera plataforma probablemente destinada a viviendas y defendida con varias torres circulares, estaba separada del segundo nivel por un corte en la peña utilizado como foso natural. De este segundo nivel existen otras estructuras, como el aljibe y algunos restos de muros elevados que podrían haber cerrado una defensa avanzada de esta fortaleza.

Finalmente, el tercer nivel correspondería a la torre del homenaje en lo alto de la peña, de la que apenas se conservan los cimientos.

Visitable:
Enlaces Relacionados: