Castillo de Polán

POLÁN

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Polán

Población:

Polán

Provincia:

Toledo

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

Distintos hallazgos arqueológicos como una estela funeraria romana, ponen a Polán en contacto con la época romana.

Su topónimo “pola” hace referencia a “puebla”, a una repoblación cristiana que se efectuó entre la Reconquista de Toledo por Alfonso VI y la posterior ampliación de las fronteras del sur del Tajo, ya bajo el reinado de Alfonso VII, quien dividió el territorio en 4 partes, 1 para Domingo Abumelec y 3 para el mozárabe Miguel Azarafi, quien repartió la mitad entre cuarenta y 6 pobladores que, mediante una carta puebla, fundaron Polán.

Se desconoce la historia de este castillo, a excepción de algunos detalles puntuales, de las pocas noticias que se conocen, es la del año 1116, durante una batalla entre los cristianos de Toledo y los musulmanes de Oreja. El alcaide Farax Abdalí fue vencido cerca del castillo cristiano de Polán, que quizás, por entonces, estuviese en construcción.

Construido en el siglo XII con fines defensivos para someter las incursiones musulmanas del sur del Tajo.

El de Polán fue un castillo de gran tamaño. Se desconoce la forma de su planta, ya que sólo se conserva la fachada oeste y además incompleta, ya que está rota por el centro.

Sobresale aún el adarve que, en su día, llevó canes que sustentaban el andamio voladizo.

El sistema de sus matacanes, en la fachada oeste, la única que se conserva, tuvo por encima un andamio voladizo. Un sistema único en España, que pudiera haber sido importado de las fortalezas francesas de los siglos XI y XII (Chavigny, Flaise y Loeches).

Presenta una gran variedad en las ventanas, que van desde un portillo de arco de medio punto, otras como aspilleras, también rectilíneas y alguna con arco escarzano de sillares, hasta la más elaborada con una decoración de perlas, que debe corresponder a una de las últimas remodelaciones.

Las 2 torres que se conservan están construidas en fábrica de mampostería con mortero de cal y arena, guijarros y ladrillos. En el interior de la torre más alta, posiblemente la del homenaje, se aprecia su distribución en 4 plantas y sobre el último el arranque de una bóveda. Encima se conserva varios modillones de piedra berroqueña, típicos de la arquitectura toledana.

En las jambas y dinteles de alguna de sus ventanas, aparecen diversos grabados relacionados con la simbología oriental y las Ordenes Templarías.

La torre sur está cortada longitudinalmente, y se aprecia en su altura, pero solo en su mitad, con algunos canes y sólo un par de columnas.

La torre norte está cortada transversalmente, y puede apreciarse toda su base, con sus 8 estribos curvos adosados, pero está cortada a media altura.

Visitable:

Enlaces Relacionados: