Castillo de Los Velasco o Palacio de Los Condestables

Tipología:

Nombre del Castillo:

Castillo de Los Velasco o Palacio de Los Condestables

Población:

Villalpando

Provincia:

Zamora

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

En la actualidad a esta villa se la conoce por el topónimo de Villalpando, pero para los romanos fue “Intercacia” y para los árabes era “Alpando”

Alfonso VII la despobló, pero fue repoblada por Fernando II en 1170, debiendo adquirir por aquel entonces un gran desarrollo, como atestigua la existencia de 5 iglesias. En 1179 fue dotada de fuero en el que se incluían privilegios y exenciones destinadas a fomentar la población, así su distribución urbana constaba del recinto amurallado doble y los arrabales.

La villa y el castillo pertenecieron a la Orden de los Templarios hasta la supresión de la Orden. En 1312 la villa pasó a manos de la Corona, hasta pocos años después, cuando en 1341 Alfonso XI otorgó a Juan Alfonso de Benavides los lugares, vasallos y heredades de la Orden del Temple en estos lugares.

Fue una de las numerosas villas que sirvieron a Enrique de Trastamara para premiar y recompensar a sus vasallos en su lucha por el trono de Castilla. Buen ejemplo de esto fue que concluida la guerra civil contra su hermano Pedro I el Cruel, Enrique II donó la villa al francés Arnao de Solier, el 12 de noviembre de 1369, en pago de los servicios prestados en la mencionada contienda. Años después debido al matrimonio de su hija, María Solier con Juan de Velasco, perteneciente a la familia de los Condestables de Castilla, la villa pasó a estar incorporada al Señorío de los Velasco.

Tuvo una aljama judía, parece que los judíos llegaron a estas tierras a principios del siglo VII. La judería se asentaba fuera de la cerca de la villa, llegando a contar con más de 200 vecinos y se consideraba como una de las más florecientes de Castilla y León.

 

El castillo de Los Velasco fue la residencia de los Condestables durante el siglo XV, en este mismo siglo, los Comuneros incendiaron el edificio, destruyéndose casi en su totalidad, pero sobre las ruinas, el Condestable Iñigo I, construyo un nuevo palacio .

Contaba con unas enormes murallas que tenían un foso de 60 pies de ancho y 40 de profundidad. Dentro de ellas, el espacio se repartía en 3 pisos y varios subterráneos.

Del primitivo castillo del siglo XII, cuyos muros estaban construidos sobre una planta cuadrada, en parte de sillería y en parte de tierra y canto rodado, hoy se conservan las ruinas que nos dejó el último asedio que sufrió el palacio en el siglo XVIII, siendo estos restos:

Conserva 2 de sus lienzos, aunque en muy mal estado, pudiéndose observar sus ventanas, algún tramo de escaleras y los mechinales de sus pisos.

En la esquina de estos 2 lienzos, se ve una torre circular “El Cubo del Palacio”, de 2 alturas, que en sus tiempos albergaba la prisión en su interior y en cuyo interior en la actualidad se encuentra el deposito del agua.

De los 2 recintos amurallados que tuvo Villalpando quedan los restos del primero de ellos debió de erigirse en tiempos de Fernando II de León, en la segunda mitad del siglo XII y era de planta rectangular y ligeramente ovalado hacia el suroeste. Este muro defensivo se dirigía al castillo y desde aquí, cerrando la villa por el noroeste, hacia la plaza Yeguarizo.

El segundo recinto, de forma ovalada, fue construido en la Baja Edad Media y quedan vestigios en las inmediaciones de las puertas de Santiago y San Andrés.

Visitable:

El exterior

Enlaces Relacionados: