Castillo de Los Moros

CASTILLO DE LOS MOROS, CARTAGENA IV

Tipología:

Icono_Fuerte
Nombre del Castillo:
Castillo de Los Moros
Población:
Cartagena
Provincia:
Murcia
Estado:
Ruinas
Datos de Interés:
El castillo de los Moros se alza a 56 metros sobre el nivel del mar, en el Barrio de Santa Lucía, en el cerro de los Moros, del que toma su nombre

En el año 1706, durante la guerra de sucesión, este cerro jugó un importante papel en la conquista de Cartagena para la causa de Felipe V. Los ejércitos del duque de Berwick, se apostaron en el cerro de los Moros y desde allí batieron fuertemente al castillo de la Concepción, hasta acallar su artillería y Cartagena se rinde a la causa de Felipe V.

Por este motivo de ser una posición estratégica para la defensa de Cartagena el ingeniero militar Pedro Martín Zermeño proyectó aquí la construcción en estilo neoclásico (pertenece a la escuela española afrancesada) del castillo de los Moros, dirigiendo las obras el también militar Mateo Vodopich desde el año 1773 y finalizando las obras en el año 1778.

Su misión era proteger el frente abaluartado del hospital de Marina y para evitar que ocupase esta altura dominante del frente oriental de la muralla, fundamentalmente de la entrada a la ciudad por las Puertas de San José (una de las 3 monumentales entradas a la ciudad, que se reducía al casco antiguo envuelto por las murallas de Carlos III). Estaba comunicado con la plaza mediante un camino cubierto que partía de la puerta del Socorro.

En el proyecto de defensa de 1860, al definirse los campos atrincherados, quedó prácticamente fuera de uso, siendo ocupado por una guarnición, por lo que no se propusieron obras de importancia, tan sólo la construcción de alguna barbeta y la reparación de la caponera simple que lo une a la plaza.

En 1901 se declara su inutilidad y se le incluye entre las que pueden enajenarse, cediéndolo el ministerio de la guerra en 1929 a la ciudad de Cartagena, encontrándose desde entonces en un total abandono.

 

La fortificación es una obra coronada que contenía 18 cañones y se guarnecía con 200 hombres que podría relevarse diariamente.

Constituye un ejemplar de la arquitectura militar del siglo XVIII, raro en España, muy interesante por tratarse de un hornabeque* doble (*fortificación exterior que se compone de 2 medios baluartes), constituido por 2 grandes baluartes en los extremos de la construcción y otro central, unidos por una amplia muralla, de forma que presenta 2 frentes de fortificación, Este y Oeste.

El baluarte central queda a mayor altura que los extremos, por lo que los tramos de muralla tienen una marcada pendiente. El frente Oeste, orientado a la plaza, corresponde a la gola, escarpada, rocosa y de difícil acceso. Al pie de la cara interna del baluarte Norte se abre una puerta que, por una escalera con peldaños, da acceso a la fortaleza.

El frente Este está orientado al campo, con ladera suave, de tierra y de fácil acceso, pero presenta un mayor relieve, excepto en el centro, por lo que los lienzos de la muralla quedan mejor flanqueados.

En el lienzo Sur se abre otra puerta, que con igual disposición que la anterior constituye un segundo acceso a la fortificación.

Todo el campo de la construcción es de sillarejo, salvo los ángulos de los baluartes que se forman con grandes sillares. Por la parte superior del muro de baluartes y muralla corre un cordón de piedra, sobre el que existe un muro ciego en los tramos de muralla y almenado en los baluartes.

Sobre la fortificación se levantó un cuerpo de guardia y almacenes de artillería y munición. Un amplio foso se extiende a lo largo del frente Este que rodea a los baluartes, dejando en el del Norte un amplio portalón.

Visitable:
Enlaces Relacionados: