Castillo de Los Condes

SANTA COLOMA DE QUERALT I

Tipología:

Icono_CasaFuerte

Nombre del Castillo:

Castillo de Los Condes

Población:

Santa Coloma de Queralt

Provincia:

Tarragona

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

A comienzos del siglo IX (un siglo después de la llegada de los musulmanes a la península Ibérica), y tras largos años de luchas y enfrentamientos, se constituyó la llamada Marca Hispánica, una zona fronteriza entre los musulmanes del emirato de Córdoba y los cristianos del reino franco. Las tierras catalanas pasaron a formar parte de este territorio de frontera, y organizadas por el imperio Carolingio en condados gobernados por condes.
Para garantizar su frontera meridional frente a los musulmanes, los condados catalanes construyeron entre los siglos IX y XI, y reaprovecharon otros musulmanes, una amplia red de castillos, atalayas y torres de defensa por toda la Marca, fortificando con más de 100 castillos un territorio muy extenso que se extendía desde Barcelona hasta el Pallars, en tierras de Lérida. Así nacerían los castillos de frontera catalanes.

Los orígenes de Santa Coloma se remontan al siglo X, cuando se levantó una primitiva fortificación en el actual núcleo de la población, que fue creciendo y desarrollándose en torno a él, y que sustituiría al castillo cercano de Queralt como centro de la Baronía Queralt.

Las primeras referencias documentales de la localidad datan del siglo X (976), en un documento que la menciona como lugar localizado en territorio de la Marca, en plena frontera entre cristianos y musulmanes.
El castillo, documentado en el siglo XI (1018), formó parte de los castillos cristianos de frontera con territorios musulmanes de Al-Ándalus. Emplazado en una altiplanicie, a caballo entre las actuales comarcas de Anoia y la Segarra, abría el camino al valle del Corb, defendido por numerosas fortalezas fronterizas condales. El castillo de Santa Coloma contaba a sus espaldas, al este, con el amparo del cercano castillo de Queralt.
El castillo se convirtió en el centro de la baronía de Queralt, que a partir de 1599 se convirtió en condado, cuando Pedro de Queralt fue nombrado conde de Santa Coloma por Felipe II. A finales de este siglo el castillo fue objeto de una profunda reforma y reestructuración, convirtiéndose en palacio residencial renacentista.

El edificio actual del castillo de Santa Coloma responde a diversos momentos constructivos y se encuentra muy transformado: una torre circular románica del siglo XII, de planta circular, un gran casal gótico y una fachada renacentista.

El acceso al recinto se realiza a través de un portal del siglo XVIII que da al patio de armas.

La torre, levantada a finales del siglo XI o principios del XII, está dividida internamente en 4 plantas, con una altura total de 32 metros. El grueso de su muro en la parte más baja es de más de 3 metros. Debajo de esta planta hay una pequeña cámara, utilizada como almacén o prisión. Seguramente en un origen esta división no existía y se accedía a este espacio desde una apertura abierta en la cúpula de piedra que lo cubre.

El siguiente nivel era muy probablemente el espacio principal. En él se encuentra la puerta principal de la torre, formada por un arco de medio punto adovelado, a la que en la última restauración se le ha añadido una escalera metálica.

El tercer nivel también tiene una estancia cubierta con una bóveda de piedra y un diámetro mayor que los pisos inferiores gracias al adelgazamiento del muro, que hace unos 2,2 metros de espesor. Hay una gran apertura de factura moderna junto a una puerta de arco de medio punto.

Por encima de este piso, se encuentra otro, que tenía una cubierta de madera a nivel de las almenas. En este nivel hay 2 puertas con arco de medio punto, que servían para acceder a un cadalso que rodearía la torre.

El edificio tiene planta en forma de “L”, rodeando parcialmente a la torre románica. La distribución interior ha sufrido numerosas modificaciones, especialmente en el sector este, a partir del momento en que se convierte en palacio. Esta conversión viene dada por el nombramiento de los señores de Queralt como condes y trasladan su residencia a Barcelona. El castillo de Santa Coloma se convierte en la segunda residencia y por tanto en un palacio de descanso.

Es en este momento que se construye la nueva fachada y la escalera de acceso. Desde la escalera aún se pueden ver unas ventanas triples, muy reconstruidas. Sobre los 3 arcos hay un pequeño rosetón.

Junto a esta escalera podemos ver la cruz de la Banya. En una de sus caras está la imagen de Cristo Crucificado con el escudo de los Queralt a los pies, mientras que en el otro lado vemos a María.

En el dado octogonal de bajo la cruz se esculpieron las imágenes de Santa Coloma, San Pedro, San Pablo y San Magí.

Al sur de la plaza que ocupa el espacio del antiguo patio de armas, encontramos unas edificaciones construidas en el siglo XVIII.

Otro de los elementos defensivos de la ciudad era la muralla, que rodeaba la población a partir de los siglos XIII y XIV, de la que sólo se han conservado algunos portales y torres, estas principalmente concentradas en el actual paseo de la Muralla.

Los portales d’en Roca y de la Font están flanqueados por torres de planta cuadrada, actualmente convertidas en viviendas.

 

Actualmente sus dependencias se han convertido en casa de cultura de la villa.

Es de propiedad municipal, y actualmente se destina a usos municipales: biblioteca, oficina de turismo, sala de conferencias y exposiciones.

Visitable:

Enlaces Relacionados: