Castillo de Florejacs o de Torreflor

TORREFLOR, FLOREJACS

Tipología:

Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Castillo de Florejacs o de Torreflor
Población:
Torreflor, Florejacs
Provincia:
Lleida
Estado:
Buen estado
Datos de Interés:
La ubicación del castillo de Florejacs es en una colina en el centro de la localidad, en una posición estratégica.

El castillo medieval fue construido por el caudillo cristiano Arnau Mir de Tost, sobre una fortaleza más antigua, durante la época de la reconquista a los musulmanes.

Los primeros testimonios documentados del castillo de Florejacs son en el año 1099, en el acta de consagración de la iglesia de Guissona. Uno de los primeros señores del castillo fue Galceran Erimany, que fue hecho cautivo en el año 1110 durante las cruzadas y tubo que empeñar el castillo para poder pagar el rescate.

En un documento de 1131 se cita el “castrum Floriaci”.

La fortaleza ha estado siempre en manos de la misma familia, aunque no ha habido continuidad en los nombres debido a las numerosas transmisiones por línea femenina la cual contrajo lazos matrimoniales con conocidos linajes como los Josa, los Ribera (en la Guerra de Sucesión, Josep Antoni de Ribera y Espuny-Claramunt tuvo una destacada actuación a favor del archiduque Carlos y fue desposeído del castillo durante siete años por FelipeV) y los Agulló de Pinós-Sentmenat. Actualmente su propietaria es Rosario Balanzo de Febrer, esposa de Roberto Jaumandreu.

El castillo de Floreas, junto con el vecino castillo de Les Sitges, con el que intercambiaban mediante señales ópticas información ante posibles ataques, formó parte de la línea fronteriza entre el mundo árabe y el mundo cristiano en la época de la reconquista y la repoblación de las tierras de la zona.

Después de su función de vigilancia y protección, una vez terminadas las peleas con los musulmanes, ya hacia principios del siglo XIII, el castillo se fue convirtiendo en la mansión aristocrática de los varones de Florejacs y ya a partir del siglo XVI, se empieza a confundir con el resto de las casas del pueblo que aprovechan parte de sus muros. Deja de estar habitado permanentemente a partir del siglo XVIII, momento que parte de la antigua aristocracia rural se instala en las ciudades ya de forma definitiva.

El castillo se convirtió en una mansión señorial del siglo XVI y cuenta con una torre de 3 pisos y conserva saeteras, en los 2 primeros, con buenos sillares angulares y almenados, de planta rectangular (reformada en el siglo XVI). Desde lo alto de la torre de 20 metros de altura de divisa el castillo de Les Sitges con el cual se intercambiaba mediante señales ópticas información ante posibles ataques.

Entre sus 55 estancias, podemos encontrar 12 dedicadas a biblioteca con 2.000 volúmenes, comedor y salones, 11 dedicadas a dormitorios y el resto reservadas a bodega, cocinas, salas de baño, etc. La planta alta contiene diversos aposentos.

Destacan también la sala de las colecciones, con objetos de diversas épocas, el acceso al pasadizo secreto y la colección de armas de la planta alta.

Para acceder al castillo se entra por un túnel que da al antiguo patio de armas, ocupado hoy en día por un pintoresco conjunto de casas y callejuelas, desde el cual podemos entrar ya al castillo.

Visitable:
Enlaces Relacionados: