Castillo de Bernedo

BERNEDO I

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Bernedo

Población:

Bernedo

Provincia:

Álava

Estado:

Restos

Datos de Interés:

El castillo de Bernedo aparece como “fortaleza importante” en el Fuero otorgado a Marañón por Alfonso I, rey de Navarra y Aragón, entre los años 1121 y 1123.

La importancia de este núcleo debió ser fundamental para su elección, primero como bastión con un castillo y posteriormente consolidar su población al concederle fuero, Sancho VI, el Sabio, en 1182. La fortaleza y la villa se unirían desde entonces mediante una muralla a los pies de la cual se excavó un foso, inundable en parte con agua proveniente de manantiales naturales.

En el año 1485 forma parte del Mayorazgo de la Casa de Ayala, permaneciendo así, durante 2 generaciones. Y en el año 1521 pasa a la custodia de don Diego Martínez de Ayala, después de la guerra de las Comunidades.

Entre 1573 y 1584 la alcaidía del castillo pasó por Juan de Quintana, familia de los Esquivel de Vitoria.

Según documentación hallada en el registro de ejecutorias del archivo de la chancillería de Valladolid de un nuevo documento hasta ahora desconocido sobre la villa y la fortaleza de Bernedo: “Carta ejecutoria a pedimento del conçejo de Bernedo, en la frontera de Navarra, contra el mariscal de anpudia sobre la mesma villa de Vernedo e vn molino, para que dexe el dicho mariscal la dicha villa a la Corona rreal, y el molino, al conçejo”, fechado en Valladolid el año 1489.

En este documento se recoge el pleito que mantuvieron el concejo de Bernedo y Don Pedro de Ayala por el señorío de la villa, la reconstrucción de la fortaleza y el dominio y las rentas del molino de la villa, como consecuencia del ataque que sufrió la villa por parte de Don García López de Ayala, al parecer en 1470. Don García, padre del citado Pedro de Ayala, junto con un grupo de hombres armados, se apoderó de la fortaleza de Bernedo expulsando al alcaide y poniendo a sus oficiales bajo su mando.

El ataque destruyó una torre construida junto a la iglesia y despojó al concejo del molino. El texto concluye con la condena a Don Pedro de Ayala a devolver la villa y la fortaleza a la Corona y al concejo el molino, además del pago de una fuerte cantidad de dinero por las rentas obtenidas desde su ocupación.

 

Hay muy poco reconocible del castillo construido en tiempos de Alfonso I, el Batallador todo él, a base de fábrica de mampostería.

Conserva una de las puertas de la muralla llamada como la puerta de Sarrera, así como restos de otras puertas (borde norte y este).

Visitable:

Enlaces Relacionados: