Castillo de Arándiga

ARÁNDIGA I

Tipología:

Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Castillo de Arándiga
Población:
Arándiga
Provincia:
Zaragoza
Estado:
Ruinas
Datos de Interés:
El castillo de Arándiga se alza sobre un cerro cercano que domina la población del mismo nombre y responde a los cánones del típico castillo roquero, que se adaptada al terreno de la peña de difícil acceso desde la que vigilaba la línea fronteriza cristiano musulmana de la que formaba parte.

Aunque el origen del castillo parece claro que es musulmán (siglo XI), pero sin embargo el primer documento que ha llegado a nuestros días en el que se le menciona, corresponde al año 1188, en el que el rey Alfonso II lo entrega de forma vitalicia a Pedro Jiménez de Osca, quien realiza reformas menores sobre la construcción preexistente.

Varios son los señores, que ha conocido este castillo. Entre 1195 y 1254 lo tenía Martín Pérez de Villel. En 1272 y 1276 aparece como donación al infante don Jaime y a doña Teresa Gil de Vidaure, antigua esposa del rey. En 1288, el castillo era comprado por Lope Ferrench de Luna, quedando el castillo en la propiedad de esta familia de Luna, hasta que en el año 1363 fue conquistado por tropas castellanas bajo el mando de Pedro I de Castilla durante la guerra de los Pedros, llegando a conquistar además casi todo este territorio de Calatayud.

Con motivo de los conflictos castellano-aragoneses (guerra de los Pedros), se realizan una serie de refuerzos importantes en la fortaleza al igual que se realizaron en los vecinos castillo de Bijuesca y Berdejo, que han quedado reseñados en documentación fechada en los años 1357, 1361, 1363 y 1398, cuando se ordena específicamente al oficial real Pedro Crexençano la ejecución de las obras por parte del rey Martín I “El Humano”. Volvió a la corona y pasó al condado de Luna antes del año 1405, hasta que en 1430 el conde Fabrique de Luna fue desposeído de sus posesiones por Alfonso V.

En los años 30 del siglo XV, Arándiga y Chodes eran vendidos por 9,000 florines de oro a Juan Martínez de Luna, señor de la baronía de Huesca, pasando desde entonces a la rama de los Martínez de Luna de Illueca (más tarde condes de Morata).

 

El castillo roquero de Arándiga fue construido a base de mampostería y tapial, con estructura simple y una planta irregular debido al terreno en el que se asienta, teniendo una longitud máxima de unos 40 metros de eje.

La fortaleza se organiza en 2 recintos:

-El superior, último reducto defensivo, consta de 3 torres de planta cuadrada, una en cada extremo del rectángulo y la tercera protegiendo la entrada, unidas por lienzos que conservan parcialmente los merlones con terminación piramidal.

Las 3 son de planta rectangular y alzado ligeramente piramidal. La mayor de ellas, mide 8 por 4 m. y forma el flanco más estrecho del castillo, tiene remate almenado, también piramidal, al igual que en los restos de la muralla. En una parte más baja del peñón hay restos de un torreón de planta cuadrada que pudo ser una albarrana.

-Del recinto inferior sólo se conserva un lienzo de la muralla. Toda la obra está realizada en mampostería y tapial y en la actualidad se está llevando a cabo un proceso de consolidación y restauración.

Visitable:
Enlaces Relacionados: