Castillo de Anento

Tipología:

Nombre del Castillo:

Castillo de Anento

Población:

Anento

Provincia:

Zaragoza

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El castillo de Anento fue construido por los musulmanes en el siglo XII en una posición táctica y situado en un tozal de tierra rojiza.

Alfonso I conquista esta fortaleza a los musulmanes en una de sus primeras campañas, adquiriendo importancia estratégica por su posición en la frontera castellana.

Pedro IV lo empeñó por 60.000 sueldos a Enrique de Trastámara para poder financiar parte de la guerra con los castellanos, siendo recuperado en 1357. En ese mismo año tuvo que ser reconstruido en parte, debido a este enfrentamiento y tras un incendio provocado por los castellanos para tomar el castillo.

Con el tiempo la fortaleza se restauró y en 1363 sirvió de refugio contra nuevos ataques, esta vez con motivo de la guerra de los 2 Pedros.

De nuevo se vio involucrado en 1430 en las incursiones que desde Castilla realizaba don Álvaro de Luna, en lucha constante contra los infantes de Aragón.

El paso del tiempo ha hecho mella en este castillo del que se conserva solamente el lado oriental. Tras los diferentes avatares de la historia y sus conquistas, fue restaurado en el siglo XIV por lo que tiene elementos góticos. En 1609 se sabe que era propiedad del arzobispo de Zaragoza.

 

El castillo roquero de Anento se acomodó a la forma redondeada en un extremo del tozal de tierra rojiza en el que se asienta. Se trata de un castillo de traza recta, de pequeñas dimensiones (25 metros de longitud), debido a que la superficie del cerro donde se ubica mide alrededor de 40 metros de eje.

El castillo es de fábrica sólida, con sillares en la base y mampostería en el resto, con una estructura simple y planta irregular. En sus remates se aprecian almenas con coronamiento piramidal perforadas por saeteras.

Cuenta con un foso excavado en la piedra que dificultaba el asalto al castillo y al que sólo se podía acceder por un puente levadizo.

De la misma longitud que el foso es la muralla paralela de unos 40 metros con 3 torreones rectangulares y puerta entre 2 de ellos.

Estos torreones son macizos en la planta baja, igual que la muralla, miden unos 6 x 5 metros de lado, se cubrían en la segunda con bóveda de cañón apuntado y estaban comunicados entre sí por un pasillo de ronda hoy casi desaparecido

La puerta de acceso es de arco de medio punto, está situada entre los 2 torreones y está defendida por un puente levadizo alzado sobre el foso.

El resto del recinto ha desaparecido, pero en la parte más destruida se aprecian los cimientos de otro torreón de planta cuadrada.

Bajo el castillo existen cuevas que en el pasado posiblemente fueron parte del sistema defensivo y que estarían con estructuras de madera hoy desaparecidas.

Visitable:

Enlaces Relacionados: