Torre-fuerte de la Candaira

O SAVIÑAO

Tipología:

Icono_Torre

Nombre del Castillo:

Torre-fuerte de la Candaira

Población:

O Saviñao

Provincia:

Lugo

Estado:

Deteriorado

Datos de Interés:

La Torre-fuerte de la Candaira está situada en la parroquia de Santa Eulalia de Rebordaos, municipio de  O Saviñao  en la provincia de Lugo, Rebordaos ya era conocido en el año 958 y figura en “territorio Saviniano ubi dicunt Roboretanos”.

La edificación primitiva está construida en la denominada “cota militar”, es decir, a media ladera, para vigilar sin ser visto el valle que está situado a sus pies, era por lo tanto inicialmente una torre de vigilancia, de hecho la entrada la tenía por una escalera de piedra que terminaba en una escalera de madera y tenía acceso a la planta superior  por la cara norte, para poder entrar y salir sin ser visto. Debido a la cota en la que está situada, se podía comunicar visualmente con una serie de torres de vigilancia, hoy en día desgraciadamente la mayor parte de ellas desaparecidas.

Es uno de los pocos casos, en los cuales la propiedad de la torre pasó de padres a hijos durante cientos de años, cambiando varias veces el apellido del propietario por haber sido heredada en varias ocasiones por mujeres, permaneciendo actualmente en manos de la misma familia.

No existe documentación escrita sobre la fecha de su construcción, pero por la estructura de la planta baja y primera (construcción original) y concretamente debido a una saetera situada en la planta baja, la construcción de la torre se ha datado por Don Alberto Ocaña en el último tercio del siglo XII, siendo catalogada como románico tardío. Es posible que fuese construida sobre las ruinas de una construcción romana, debido a los restos encontrados cuando se restauró a mediados de los a 80 del siglo pasado.

Probablemente la torre fue descabezada en su parte superior durante la revolución hermandiña, ya que existe un hueco de información en la documentación de la misma durante estos años y se puede observar perfectamente por donde se destruyó, permaneciendo en pie la planta baja y la primera planta. La torre no figura documentalmente como uno de los edificios destruidos durante la revolución hermandiña, pero la observación del edificio, la falta de documentación y varios autores avalan esta teoría.

Actualmente la torre se compone de tres pisos, más un cuarto compuesto por una terraza almenada.

La primera persona de la cual se tiene noticia como propietario de la torre fue Álvaro Saco, Abad de San Esteban de Ribas de Miño, en los distintos documentos que figuran en el Archivo, se señala como heredada de sus antepasados, este señor vivió en la segunda mitad del siglo XV.

Una hija de éste María Álvarez de Saa Taboada, casada con  Juan de Nogueira, escudero, vivió en la Torre, por lo que probablemente la reconstruyó y amplió e hizo un segundo escudo, reconstruyendo la segunda planta y realizando una ventana con parladoiros en la habitación principal, Filgueira Valverde decía que el escudo que figura en la fachada es sin duda de Nogueira, aunque no figure en ninguna enciclopedia gallega. De esta época se conservan en el archivo de la casa numerosos foros, que dan una idea de la importancia de la casa en esa época.

La casa fue ampliada con varios edificios que en antiguos documentos vienen identificados como casas de fuego, caballerizas, establos y un palacio, todo esto rodeado por muros de piedra, sobre los que iba una empalizada de madera, muchos de estos restos pueden verse en los alrededores del edificio principal.

En esta época se colocó un escudo de los Sarmiento  (con trece roeles) en la puerta principal, actualmente han desaparecido los rodeles del escudo por el paso del tiempo, pero permanece la forma del mismo.

El 14 de diciembre de 1593, Diego Sarmiento de Sotomayor realizó el apeo de bienes pertenecientes a la Torre-fuerte de la Candaira para determinar la cuantía de viñas, prados, sotos y dehesas, lugares y otros bienes sitos en la Jurisdicción de Saviñao y en la Jurisdicción de Sardiñeira, le convenía apear para saber los límites y mojones de sus posesiones heredadas de su madre.

Durante las guerras carlistas, la Torre-fuerte de la Candaira, fue utilizada como cárcel.

La Torre-fuerte de la Candaira fue declarada Bien de Interés Cultural (B.I.C.)  en el año 1985. El archivo de la Torre-fuerte de la Candaira tiene una extensa documentación de toda su historia, compuesta de foros, pleitos, etc., que la convierten en uno de los edificios mejor documentados de Galicia.

Visitable:

No

Enlaces Relacionados:

No hemos encontrado más información.