Torre del castillo de Sant Joan

TORRE DEL CASTILLO DE SANT JOAN, LLORET DE MAR

Tipología:

Icono_Torre
Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Torre del castillo de Sant Joan
Población:
Lloret de Mar
Provincia:
Girona
Estado:
Ruinas
Datos de Interés:
Situado en la cima de la colina que separa las playas de Lloret de Mar y Fenals sobre la Punta de Fenals.

Poca documentación se tiene de los orígenes del castillo de San Juan pero sin duda estos orígenes son los mismos que los de la villa de Lloret. Aunque se cree que a mediados del siglo X era una de las posesiones de los vizcondes de Cabrera (que gracias a una alianza matrimonial, pasó a manos de la familia Montpalau), las primeras documentaciones que se tienen del castillo, son del año 1041. Allá por el siglo XI, las tierras delimitadas como Loredo estaban señoreadas por Sicardis de Lloret (desde 1031 hasta 1103).

En el siglo XII el dominio del castillo fue compartido entre la sede de Girona y los señores de Palafolls, hasta que pasó completamente a ser de la sede gerundense del año 1218.

El conflicto bélico que enfrentó Inglaterra contra España y Francia y que concluyó en la batalla de Trafalgar tuvo también un efecto desastroso para la torre del castillo de San Juan. En el año 1805 la armada británica bombardeó la torre, lo que destrozó definitivamente el recinto fortificado.

El castillo permaneció en desuso durante el siglo XIX y quedó reducido a un montón de escombros.

 

Como cualquier torre, atalaya, castillo, etc, tuvo en sus inicios un origen defensivo contra los ataques por mar, como es el caso del castillo de Sant Joan. Estos orígenes defensivos se constituían en diferentes elementos defensivos. Un ataque a esta fortaleza suponía enfrentarse a una serie de obstáculos que se lo complicaban, tenían que superar un foso de 2 metros de profundidad excavado en la misma roca, si lo superaban se encontraban con la muralla de piedra que rodeaba todo el perímetro y por último, tenían que superar la entrada en codo. Esta entrada obligaba a los soldados atacantes, que acostumbraban a llevar el escudo en su lado izquierdo, a quedar desprotegidos del flanco derecho siendo así más vulnerables ante un ataque sorpresa desde dentro.

De aquella fortaleza de planta triangular, estaba conformada de un castillo con murallas, torres y hasta capilla, consagrada a San Juan en 1079 por Sicardis, la señora del castillo y del término de Lloret, hoy solamente nos queda una torre de fábrica de sillería y de planta circular de unos 18 metros de altura y un diámetro interior de más de 5 metros, los cimientos de la torre del homenaje, la muralla Este, unos vestigios en el lado sur y varios silos excavados en la roca (actualmente tapadas). También encontramos, al norte y al este, 2 alas de habitaciones adosadas a la parte interna de la muralla y abiertas a un patio, donde vemos la cisterna, perfectamente conservada.

Visitable:
Enlaces Relacionados: