Torre del castillo de Castroverde

SANTIAGO DE VILARIÑO

Tipología:

Icono_Castillo
Icono_Torre

Nombre del Castillo:

Torre del castillo de Castroverde

Población:

Santiago de Vilariño

Provincia:

Lugo

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El Camino primitivo de Santiago discurre por Castroverde desde tiempos inmemoriales. Castroverde, antaño señorío de los Castro y Condes de Altamira y antigua capital de “Terra de Luaces”, es itinerario de la ruta jacobea en su trazado “primitivo”. Fue lugar importante como lo demuestra la remota existencia de 2 hospitales y 1 cárcel de la que se conservan algunos grilletes en el Museo.

 

Se levantó el castillo, en el conocido como Alto do Castillo, sobre las ruinas de un antiguo emplazamiento castreño (poblado que seguramente dio lugar al topónimo de Castroverde).

 

Esta antigua fortaleza del siglo XIV, perteneció a D. Álvaro Pérez Osorio duque de Aguiar y conde de Villalobos por donación de Henrique II. A principios del s. XV pudo hacerse la torre, coincidiendo con la fundación del Señorío, hay reformas que pueden atribuirse a Sancho Sánchez de Ulloa, conde de Monterrey, quien se apoderó del castillo, el cual a su muerte hereda doña Isabel de Castro, prima de D. Sancho.

 

Ya en el siglo XVI (año 1503) D. Lope Osorio de Moscoso, de la casa de Altamira, compró el castillo, la villa y las tierras.

 

Del castillo construido con muros de 2m de grosor a base de sillería granítica, con una estructura simple y planta cuadrada, tenía casi con toda seguridad unas torres de base circular situadas en los ángulos Nor-Este y el Sur-Oeste y que hoy día, sólo queda la torre del Homenaje (rectangular, de 10,8 x 9,7 m, altura 20 m.) exenta, con una letrina y un ajimez con la imagen de un guerrero tallada encima.

 

La torre se remata con volados matacanes y almenas y en otra de sus verticales paredes, la simbología heráldica de su Señor (escudo de 6 roeles).

 

La Torre del Homenaje tenía 4 pisos, sin contar el piso superior, en la parte inferior está el sótano, en el primer piso hay 2 puertas, en el 2º una terraza una de ellas se comunicaba con el patio de honor, a 5m sobre la plaza, en el 3º una ventana con una pila y en la habitación un colador. 

 

Destacan en el lado norte, la puerta de entrada con dintel semicircular, adornado con la figura en relieve de un gaitero, aunque hay quién defiende que la figura pudiera ser un guerrero.

 

El centro formaba el patio de armas. En este patio hay una cisterna.

 

El muro que rodea el emplazamiento tiene un grosor de un 1,5m y alcanza los 4m de altura. En esta pared, se estaba desarrollando el camino de ronda que comunicaba las sobresalientes torres defensivas que defendían las bahías.

 

Dentro del recinto, concéntricos con los muros norte y oeste de 3,50m de altura, se encuentra la cancha rectangular de 24 x 21 metros, que comunica con la Torre del Homenaje.

 

Rodea al castillo un foso delante del muro exterior, del que quedan restos y en el Sur, la base de una garita.

 

Como todas estas construcciones, esta fortaleza también poseía pasadizos y subterráneos, como prueba el casual descubrimiento de una cisterna cubierta con bóveda de cañón con acceso por arriba y unas dimensiones de 6 metros de largo por 3,70 metros de ancho y 5 de atura, esta construcción, está a unos 200 metros, al Norte del castillo, por lo que seguramente comunicaría con él por medio de algún pasadizo.

 

Entre sus curiosidades mencionar la creencia de la existencia de un enterramiento de 4 santos en las fincas de Cabos Anchos, de Neda, o la fundación, en 1661, por el Obispo Diego Osorio en Vilalbade de una obra pía que, entre otras cosas, tenía por objeto el “casamiento y dotación de doncellas”.

 

El Museo Provincial de Lugo alberga dos antiguos candados que servían para encadenar a los presos en la vieja cárcel de la fortaleza.

Visitable:

No

Enlaces Relacionados: