Torre de Sande

CARTELLE II

Tipología:

Icono_Torre

Nombre del Castillo:

Torre de Sande

Población:

Cartelle

Provincia:

Ourense

Estado:

Restos

Datos de Interés:

La Torre de Sande de Cartelle se asienta sobre un montículo rocoso de 506 metros desde el cual se domina un completísimo territorio y es por eso que también la silueta de la propia torre se puede divisar a muchos kilómetros alrededor.

Hoy en día está en las manos privadas de la familia Reza, familia que no acaba de llegar a un acuerdo para su cesión y posible acondicionamiento por parte del municipio o las autoridades competentes. Mientras tanto, los restos permanecen en el olvido y en el abandono total.

Desconocemos si su estructura se levanta sobre un castro, como sucede en muchos otros castillos de Galicia. Lo que sí sabemos es que a 1 km escaso existen los restos de un emplazamiento castrexo en el lugar de O Castro, del que Pascual Madoz en su diccionario del siglo XIX cuenta que existían dos grandes piedras una encima de otra con un gran tronco de alcornoque entre ellas. El mismo diccionario nos cuenta que la antigua torre fue morada de árabes.

El origen del castillo es incierto pero ya sabemos de su existencia en el siglo XII, cuando los reyes Alfonso VII y Berenguela donan al Monasterio de Celanova la Torre de Sande. Es posible que la situación de la torre se deba a motivos estratégicos de control de vías de comunicación y también a los enfrentamientos con Portugal, país que se apoderó de la plaza después de la batalla entre Fernando II de León y Alfonso Henriques, acaecida en 1165.

Se trata de un castillo rocoso, donde tan sólo se conserva en la actualidad la torre de homenaje, que está en deficiente estado, construida por bloques de granito. Su base es rectangular, exactamente de 6.4 por 5.8 metros, con sus 13 metros de altura.

En la parte superior aún se conserva una pequeña piedra de armas del linaje de los Sande. La puerta de acceso se abre a la altura de la primera planta, orientada hacia el este, bajo la puerta se conservan dos ménsulas y varios signos lapidarios.

A torre está coronada por unas almenas sobre un voladizo, del que se conservan algunas ménsulas.

Unos siglos después tenemos constancia de la pertenencia de la torre por Paio Rodríguez de Araujo quién sirvió a los reyes de Castilla en el siglo XIV.

En el siglo siguiente sufrió el ataque de los enfurecidos Irmandiños, quienes destruyeron la fortificación la cual posteriormente fue de nuevo edificada. En el siglo XIX queda en total abandono hasta nuestros días.

En 1949 es protegido por la Ley del Patrimonio Histórico Español y declarada de Interés Turístico Nacional.

Su acceso es bastante complicado por su situación sobre el peñasco. Solo se puede acceder por el Oeste y para ello deberemos subir unas cuantas rocas.

Visitable:

Enlaces Relacionados:

No hemos encontrado más información.