Torre de San Bartolomé de la Torre

Torre Medieval. San Bartolomé de la Torre (Huelva).

Tipología:

Icono_Torre

Nombre del Castillo:

Torre de San Bartolomé de la Torre

Población:

San Bartolomé de la Torre

Provincia:

Huelva

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

La torre atalaya de San Bartolomé de la Torre se sitúa sobre un terreno elevado que domina una posición estratégica, según sus características, pudo utilizarse como una torre vigía de las mercancías procedentes de la cuenca minera del Andévalo occidental y de la Sierra.

Su diseño tosco y la calidad de los materiales empleados en la construcción, indican que se trata de una torre militar de baja categoría, pero de una gran importancia ya que podría ser el único edificio de este tipo que se conserve.

Las intervenciones arqueológicas y los materiales recuperados ofrecieron una cronología de época bajo medieval, con influencias almohades, pudiendo señalar que la torre se construyó entre los siglos XIII y XV (contexto histórico que coincide con las guerras entre Portugal y Castilla y León, así como con los conflictos señoriales).

La delimitación de Alfonso X en 1267 incluye al actual territorio de San Bartolomé de la Torre en el término de la villa de Gibraleón, vinculada al reino de Niebla. Será en 1306 cuando Gibraleón se convierta en señorío, en manos de Alfonso de la Cerda, nieto del mismo Alfonso X, tras renunciar a sus derechos sucesorios a la corona de Castilla y León.

La política de los reyes era la cesión de territorios a terceros para facilitar la repoblación y su defensa, creando una figura jurídica, fiscal, política y económica, el señor, cuyo interés era potenciar su propio poder entre el concejo y el rey. Este hecho describe las disputas entre el señorío de Gibraleón y el reino de Niebla, y la función clave de estos elementos defensivos que debieron de servir para la vigilancia del territorio, el control de los caminos, y la delimitación entre las respectivas jurisdicciones.

 

La torre está levantada a base de ladrillos rojizos, que obedecen a las características del arte almohade de tipo toledano implantando en el siglo XII en la baja Andalucía y taifa de Badajoz. La construcción es de planta cuadrada, apoyada sobre un zócalo de sillares sobre el que se levantan las paredes de tapial, limitadas en las esquinas por hiladas de ladrillos.

Otra de las características, es la singularidad de los huecos y remates de sus construcciones que se prestan a diversas interpretaciones pero que apuntan a que se trata de una torre vigía.

Este modelo constructivo de torre coincide con otras fortificaciones de la zona, como el castillo de la Nicoba en San Juan del Puerto, cuyo emplazamiento coincide con los antiguos límites jurisdiccionales de Niebla, Gibraleón y Huelva.

La torre almohade, tenía 3 plantas diferenciadas compuestas por 2 plantas y una zona defensiva ubicada en la parte superior. La planta baja, a la que se accedería por la puerta principal, está ventilada por dos tragaluces. Aún se conserva el dintel de piedra y restos de ladrillos que deducen que se emplease como establo o almacén. De otro lado, la planta superior tenía el suelo de madera y se accedería a ella a través de la planta baja. Su función era de zona de estancia y de vigilancia con 2 huecos en la zona superior de la fachada.

Visitable:

Enlaces Relacionados: