Torre de los Velasco o Torre Ilustre

ESPINOSA DE LOS MONTEROS I

Tipología:

Icono_Torre

Nombre del Castillo:

Torre de los Velasco o Torre Ilustre

Población:

Espinosa de los Monteros

Provincia:

Burgos

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

En las afueras de Espinosa de los Monteros, y sobre una pequeña colina a orillas del rio Trueba se levanta el castillo de los Velasco, aunque también recibe otros nombres como “Torre del Duque de Frías” o “Torre Ilustre”.

El castillo, que aún sigue rematado por su correspondiente cuerpo de almenas, fue levantado a mediados del siglo XV, seguramente sobre restos anteriores, por el primer conde de Haro.

Es denominada Torre de los Velasco en relación a su constructor, Fernández de Velasco, primer conde de Haro. La torre se encuentra rodeada de un frondoso bosquecillo y todavía presenta una imponente silueta alargada en la que destacan sus bien conservadas almenas.

Durante la baja edad media fue el bastión principal de la familia Velasco. La denominación Monteros proviene de una tradición que desde el siglo XI poseían determinadas personas de la población como guardia de defensa real en periodos de vacaciones de éstas.

El autor Rufino de Pereda Merino sostiene que hay que fechar la fortaleza en el si­glo XIII fundándose en detalles como que si hu­biera sido levantada en el s. XIV, como algunas veces se ha escrito, habría entrado lógicamente a formar parte de los mayorazgos más antiguos, cosa que no ocurre. Hay, pues, que deducir que, como tantos otros de la pro­vincia, sería levantada por el primer conde de Haro en la primera mitad del s. XV.

Se trata de un importante cruce de caminos en el norte de la provincia de Burgos, frente a la Cordillera Cantábrica y que enlazan con Cantabria, por lo que la torre vigilaba ese paso de acceso. Hay autores que hablan de la construcción de este edificio por árabes: no sería de extrañar dada la simpatía que mostraban los Velasco por judíos y árabes.

La torre es aproximadamente el doble de larga que de ancha. Se asciende al primer piso a través de un patín protegido con almenas y saeteras. Encima de la escalera se descubren dos pequeñas ventanas, una de ellas ajimezada, enrejadas y sobre las que campean los blasones de la poderosa familia feudal propietaria del castillo, Los Velasco.

Uno de los rasgos más llamativos del castillo de Espinosa de los Monteros era la desafiante balconada o cadalso de madera con el que se reforzaba la defensa de la fortaleza cuanto ésta era asediada. Todavía son visibles las filas de mechinales orificios de canes salientes de piedra para sujetar el armazón y el techo del bélico artilugio que recorren a media altura los cuatro lienzos de la torre.

Después viene el último piso destacado por una ligera imposta. Los materiales aquí son menos compactos, lo que hace pensar en una ampliación posterior del cuerpo bajo. Las almenas son pequeñas saeteras. La torre es de mampostería tendiendo al sillarejo que en los vanos es especialmente de buena calidad. El interior está completamente desmantelado.

Visitable:

Enlaces Relacionados: