Murallas de Salinillas de Buradón

SALINILLAS DE BURADÓN VII

Tipología:

Icono_Muralla

Nombre del Castillo:

Murallas de Salinillas de Buradón

Población:

Salinillas de Buradón

Provincia:

Álava

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

Salinillas de Buradón estuvo fortificada en la Edad Media a consecuencia de su situación fronteriza entre Castilla y el Reino de Navarra. Aún hoy, parte de aquel entramado defensivo envuelve la pequeña colina sobre la que se asienta la villa.

Salinillas de Buradón fue fundada por el rey Sancho IV de Castilla en 1264 y, debido a su gran importancia geoestratégica y económica, hizo que fuera amurallada como villa defensiva. La muralla fue construida en mayor parte en piedra caliza.

En los siglos XVI y XVII realizaron una reforma en ella, modificando el entramado defensivo, modificando el trazado de la muralla, elevándolo de la altura original. Derribaron algunas piezas y emplearon esas mismas piedras en el nuevo trazado. La puerta norte, con su arco escarzano, pertenece a esa época.

Fue entonces cuando se construyó la Puerta de Arriba. Más tarde se realizaría la torre que enmarca esta puerta y un paso de ronda sobre la muralla. La torre tiene tres cuerpos diferenciados en altura siendo el último un añadido del siglo XX.

En el siglo XIX la muralla dejó de tener funcionalidad por lo que empezó a utilizarse como muro de construcción al cual se le adosaban viviendas. Dentro de esta función se abrieron ventanas en sus lienzos.

Se conserva buena parte de las murallas de la villa medieval fortificada, entre ellos varios paños al noroeste, entre la iglesia y el palacio, casi todo el este, donde se abre la Puerta de Abajo y parte del suroeste, donde se abre la Puerta de Arriba. Ambas puertas están formadas por una torre en la que se abre un arco de medio punto y presentan aspilleras.

Las Murallas de Salinillas de Buradón, han pasado de tener carácter defensivo a ser un elemento constructivo, de este modo, las casas se han adosado a su cara interior abriendo vanos hacia el exterior de la misma.

Fue realizada en mampostería y sillarejo, el grosor varía a lo largo de su recorrido y ha sido alterada con el paso del tiempo, especialmente por haberse adosado viviendas y abierto huecos a lo largo de su recorrido. En algunos lugares alcanza los 8 metros de altura.

Las murallas rodean casi totalmente el recinto, aunque hay tramos que han desaparecido. Está muy bien conservada, y su entorno exterior se ha conservado sin edificaciones por lo que se puede observar magníficamente en su integridad. La última restauración del conjunto amurallado fue realizada entre 1997 y 1998.

Visitable:

Enlaces Relacionados: