Muralla y Castillo de Adra

ADRA

Tipología:

Icono_Muralla
Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Muralla y Castillo de Adra

Población:

Adra

Provincia:

Almería

Estado:

Restos

Datos de Interés:

El castillo servía para la defensa de la ciudad ante los ataques berberiscos y de los piratas.

En el siglo XI el geógrafo árabe “El Idrisi” se refiere a Adra, como la sucesora de la Abdera púnica, si bien la población en época hispanomusulmana se concentró en la Alquería o Adra la Vieja, forzadas por las frecuentes incursiones de piratas que asolaban las costas mediterráneas.

Cedida en 1491 por Boabdil a los Reyes Católicos. Hay dos Adras: la Adra Vieja, situada en el cerro de Montecristo, sobre la fenicia Abdera y la Adra “la Nueva” o Adra la actual, construida en el siglo XVI por los cristianos.

Luis de Mármol Carvajal en el siglo XVI dice: “es una fortaleza donde reside ordinariamente presidio de gente de a pie y de a caballo para la seguridad de aquiella costa“.

Con la sublevación de los moriscos, los cristianos bajaron a Adra la Nueva y recibieron ayuda por mar desde Málaga y Almería.

Conocemos a través de las fuentes escritas, cómo Boabdil (último monarca nazarí) partió a Marruecos desde la Costa abderitana, para, desde allí, dirigirse a Fez.

La ubicación de los restos del antiguo castillo de Adra se sitúa en las inmediaciones de la Plaza Ortíz de Villajos, en la calle Natalio Rivas, estos se tratan de una muralla del siglo XVI, al parecer, mandada a construir por Juana la loca durante algún momento de lucidez y no andaba peleando con Felipe el hermoso. Constructivamente, la muralla estaba realizada con mampostería y tapial y con forma poligonal.

Se tiene constancia de la existencia de dos puertas en el perímetro amurallado: La Puerta del Mar (Plaza del Ayuntamiento) y otra situada en la Plaza Vieja (Plaza Ortiz de Villajos).

Las murallas fueron derribadas en su mayor parte en 1839, como consecuencia de la expansión urbana de la ciudad.

Los restos de las murallas son actualmente: cubo semicircular del cementerio, cubo de atarazanas, cubo cuadrado de la carretera vieja a Almería y restos de murallas embutidas entre las casas. Hay que añadir los cubos del castillo, una de las torres, denominada “el Macho”, fue prisión. Cubos artilleros.

A partir del siglo XVI y, sobre todo en el siglo XVII, asistimos a un significativo aumento demográfico en Adra, quizá el más espectacular de la provincia de Almería, prácticamente despoblada como consecuencia de la expulsión de los moriscos del reino de Granada.

Visitable:

Enlaces Relacionados: