Iglesia acastillada de Fantova

FANTONA I

Tipología:

Icono_Iglesia
Icono_Torre

Nombre del Castillo:

Iglesia acastillada de Fantova

Población:

La Puebla de Fantova

Provincia:

Huesca

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El Castillo o iglesia acastillada de Fantova está situado en la Comarca de la Ribagorza. Desde su torre circular, se divisaban las torres de Panillo, El Mon y Graus.

El lugar de Fantova tiene un posible origen romano y pertenecería a una entidad denominada pago, que incluiría toda la comarca ribagorzana.

En 1006 se conoce la invasión musulmana dirigida por el caudillo cordobés Abd Al Malik, que arrasa gran parte de la comarca, pasando por varios poblados y llegando a su catedral Roda. En medio de su ruta se encontraba Fantova, enclave principal, pero que al parecer no sufriría la toma musulmana, ya que documentalmente no se conserva noticia alguna al respecto.

El conjunto de Fantova es el conjunto fortificado del XI con datación más antigua y en el que se realizaron aportaciones constructivas totalmente innovadoras con respecto a lo existente hasta el momento en nuestro territorio.

La construcción del Castillo de Fantova se remonta a mediados del siglo X, aunque la construcción actual es de principios del siglo XI en la época en que la Ribagorza era aún un Condado independiente. En los textos antiguos era citada como Parietes Altas (Altos muros).

El castillo sirvió de residencia a su promotor Guillermo Isarnez, el último conde de la dinastía del Condado de la Ribagorza y además albergó una guarnición militar reducida, que residía en la torre del conjunto.

La fortaleza estaba protegida por escarpes muy cortados, salvo por la zona sur, donde originariamente una muralla de unos 60 metros daba paso al recinto. Este recinto era innovador ya que su acceso era zigzag, a través de una torre-puerta acodada con piso de madera sobre ella para el vigilante, como sistema defensivo.

Formando parte del recinto, amurallado originariamente en su totalidad, también quedan la iglesia de Santa Cecilia, que ha sufrido varias remodelaciones desde el románico hasta el barroco, un aljibe excavado en la roca, una serie de tumbas antropomórficas dispuestas entre la torre y la iglesia y restos de este amurallamiento.

Según la documentación conservada, la torre ya estaba construida en el año 1015 y cuya construcción se cree que pertenece a los maestros y hermanos lombardos Apo y Guafrido, posiblemente las mismas cuadrillas que trabajaron en otros monumentos religiosos de la zona o en el valle de Boí. Aquí se aprecian características de su arte, como son el aparejo en piedra similar al ladrillo, muy regular, o la bonita bóveda de arista que cierra la primera planta.

Esta torre circular, de 20 metros de altura, con 4,55 metros de diámetro interior, 2,30 metros de grosor de muros. Interiormente se organiza en 4 pisos: la planta baja, que es un almacén ciego, el primer piso, donde se abre la puerta y está cubierto por una bóveda de arista (que solucionaba el problema de aligerar los gruesos muros románicos). El segundo piso, al que se accede por una escalera empotrada en el muro (de grandes proporciones, casi 2.5 metros de anchura). Y 2 últimos pisos superiores de defensa, de 7 ventanas cada uno de ellos, y que irían cubiertas con cadalsos de madera y, posiblemente, una cubierta circular, también de madera. Se atribuye un significado mágico al hecho de que las aperturas de estos pisos superiores sean 7 en cada caso, al número simbólico suma de otros 2, el 4 y el 3, que en la Edad Media identificaban a la Tierra y el Cielo, o sea, la totalidad, la perfección.

Una perfección que se da en la propia construcción, no en vano los documentos de la época hablan de Fantova como la Ciudad o el Palacio.

Visitable:

Enlaces Relacionados: