Fuerte de Los Camellos

FUERTE DE LOS CAMELLOS

Tipología:

Icono_Fuerte
Nombre del Castillo:
Fuerte de Los Camellos
Población:
Melilla
Provincia:
Melilla
Estado:
Deteriorado
Datos de Interés:
El fuerte de los Camellos está situado en los escarpados de Camellos situado a la derecha del río de Oro, actual barrio Virgen de la Victoria, semi oculto por depósitos de agua y eucaliptos. El fuerte es uno de los denominados fuertes exteriores de la ciudad española de Melilla, se encuentra ubicado en el cerro de camellos

Desde 1881, comenzó en Melilla la construcción de una serie de fuertes exteriores con la intención de que defendieran los nuevos límites de la ciudad. Esta iniciativa, que iría conformando el Quinto Recinto Amurallado melillense, constituyó en su época un innovador sistema defensivo, similar a los antiguos fuertes exteriores que se fueron perdiendo en el siglo XVII.

El fuerte de Camellos comenzó a construirse a mediados de agosto de 1883 y finalizó en 1887, siendo ampliado en 1903 con 2 explanadas para cañón y garita para telégrafos

Este fuerte es el más antiguo de estos 3 que se conserva y el único que persiste del primer modelo de fuertes exteriores diseñados por Francisco Roldán.

 

La fortaleza es de planta circular con 3 niveles, con un patio interior también circular en el que se dispone la escalera y un anillo de salas y cuneta con sótano, planta baja y una batería.

El exterior del fuerte está rodeado de un pequeño foso con paso levadizo y se compone de:

-Una planta a nivel de calle que es circular con un radio de unos 12 metros y se compone de un muro inclinado sobre el que descansa una estructura en voladizo con matacanes, sustentada por un sistema de arcos de ladrillos con sentido parabólico conteniendo una aspillera cada uno de ellos (sobre esta planta descansa la azotea).

-El paramento exterior es de mampostería ordinaria, en su parte inferior muy cerca del suelo se abren pequeños vanos cuadrados que se corresponden en su interior con las aspilleras del sótano. En la unión del paramento con el suelo hay un pequeño canal, para recuperar el agua de lluvia hacia unos aljibes que están en los sótanos. Sobre el paramento hay una pequeña cornisa que los separa de la azotea que está rodeada de un muro exterior aspillerado, más alto en la parte posterior del fuerte y de aproximadamente 1,50 metros de grosor, en su interior los vanos tienen forma de ventana, alojando la aspillera y el matacán, alternándose una abierta de cada 3.

Las aspilleras del muro de la azotea estaban colocadas en huecos de la pared, cavidades de mayor o menor amplitud si alojaban al mismo tiempo aspillera y matacán o solo aspillera. Las troneras dispuestas para albergar pequeñas piezas de artillería, cuando no se utilizaban se solían cerrar mediante postigos de madera. Eran de planta circulares de 12 metros de radio, una planta y azotea, superficie de 450 metros cuadrados y rodeados de fosos de unos 4 metros de ancho por 4 de fondo, salvados mediante puente levadizos y con una capacidad para 100 soldados de infantería y contando en su sótano con su correspondiente aljibe de 54 metros cúbicos. Sus muros de mampostería eran inclinados con arcos que soportan los matacanes, para poder observar el suelo, a fin de evitar que el enemigo se resguardase junto a sus paredes.

En su interior se alojaba un polvorín que explosionó en la noche del 26 de septiembre de 1.928, ocasionando numerosos daños humanos y materiales, en el cementerio de la Purísima de Melilla existe un monolito en homenaje a los fallecidos en la explosión de este fuerte. Aunque no se pueden precisar las causas de la explosión, parece que obedeció a un agente exterior o a descuido de los vigilantes, pues los análisis realizados en diferentes muestras de pólvora mostraron que ésta se hallaba en buenas condiciones.

 

La Torre de Camellos es la única de su clase que permanece en pie y en la actualidad alberga dependencias de ASOME (asociación de sordos de Melilla) y la coral polifónica Melillense.

Visitable:
Enlaces Relacionados: