Castillo de Zahara

ZAHARA DE LA SIERRA I

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Zahara

Población:

Zahara de la Sierra

Provincia:

Cádiz

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

Los restos del castillo y su torre del homenaje datan de los siglos XIII al XV. Toda la antigua villa medieval de Zahara estaba rodeado por un cordón defensivo constituido por lienzos de muralla con torres de trecho en trecho, estando todo el conjunto almenado e incluso en varios lugares defendido por dos murallas, que se hacen tres si consideramos las propias del castillo en sí.

A partir del siglo XIII, Castilla se va adoptando por razones simbólicas, constructivas y defensivas al modelo centroeuropeo de Torre del Homenaje por parte de la nobleza, aunque con influencias musulmanas. Es posible que a partir de los siglos XIV y XV esa confluencia se produzca en la frontera castellana-nazarí dando como resultado torres tardocristianas como las de Olevera y Zahara.

Aunque su origen fuera musulmán, en 1282 el rey cristiano Alfonso X mantuvo una entrevista con el sultán de la dinastía norteafricana de los benimerines Abu Yusuf, no hay duda que la estructura que podemos observar actualmente es plenamente cristiana.

Se tiene constancia documental de que poco después de su conquista en 1407 se efectúan reparaciones en la fortaleza, así como a finales del siglo XV, cuando se refiere que “la Torre del Homenaje estaba muy vieja, destrocada y maltratada”.

La Torre del Homenaje de Zahara de la Sierra, está situada en el punto neurálgico del castillo y en su cota más alta a 605 m sobre el nivel del mar. Es de planta prácticamente cuadrada (12 x 12,60 metros) con ángulos redondeados achaflanados, producto de la asimilación de la arquitectura militar nazarí con la cristiana como ocurre en el caso de la cercana Olvera, destacando un alambor o muro en talud en su frente noroeste para rechazar proyectiles.

Es en el lado sudeste, donde se encuentra la entrada original, a la que se accedería con una escala, sirviéndose del patín o escalera de obra situada a los pies del muro, de construcción posterior. Esta puerta de acceso elevado es de cantería de piedra ostionera* de Cádiz (la piedra ostionera es un tipo de roca constituida a partir de distintos materiales, entre los que son visibles areniscas y restos de animales marinos fosilizados conchas y cáscara de distintos moluscos, fundamentalmente), con dintel escalonado y bóveda de cañón hacia el interior. En él han quedado los huecos de las quicialeras de la puerta.

Es una Torre de dos plantas unidas por una escalera de bóveda de cañón, subdividas cada una en cuatro dependencias abiertas con bóvedas baídas revestidas de ladrillos.

De la primera planta destaca la chimenea de tradición cristiana y dos ventanas de grandes proporciones, situadas antagónicamente.

La última planta corresponde a la azotea propiamente dicha, en donde encontramos la salida de la chimenea y cuatro grandes merlones esquinados, que constituyen el almenaje.

Como artificios defensivos encontramos: las saeteras, de pequeño tamaño y situadas en diferentes puntos, restos de probable matacán sobre la puerta original de entrada a la primera planta, construida de ladrillo y un talud, en la cara noroeste, que cumplía diferentes funciones.

La Torre del Homenaje se resume en sí como una edificación partícipe, y a la vez, individualizada del castillo, cumplía la función de ser el último reducto donde refugiarse en caso de que hubiera caído el resto de la villa, con la esperanza, por parte de los sitiados, que una ayuda venida del exterior o una paz negociada, les permitiera seguir con vida.

La imagen exterior de la parte superior sobre la cornisa de ladrillos es producto de la última restauración a mediados de los ochenta en el siglo XX. Originalmente los vanos existentes entre las esquinas eran más estrechos. Es una torre en la que se entremezclan la función civil con la militar. Claro ejemplo son las ventanas con una patente función doméstica pero que sólo se han abierto en la planta superior para mayor seguridad.

Desde la Torre del Homenaje se podían divisar otras fortalezas como los castillos de Olvera, Cote y Matrera y la atalaya de Audita, y así mantener contacto visual como modo de controlar el espacio y poder corresponder organizadamente contra cualquier peligro.

El último uso militar de la Torre del Homenaje de Zahara aconteció entre 1810 y 1812 durante la ocupación francesa de la sierra, bajo el mando del general Soult. Un grabado de 1811 en el que podemos apreciar un plano y elevación de la Villa de Zahara, relata la ofensiva contra los franceses asentados en el Castillo dirigida por D. Pedro de Pineda. Fue, posiblemente, ésta la única vez en la historia que la Torre del Homenaje hizo valer sus características defensivas.

Visitable:

Enlaces Relacionados: