Castillo de Zafra de Záncara

ZAFRA DE ZÁNCARA

Tipología:

Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Castillo de Zafra de Záncara
Población:
Zafra de Záncara
Provincia:
Cuenca
Estado:
Restos
Datos de Interés:
La villa de Zafra de Záncara está emplazada sobre un elevado cerro de materiales cretácicos con una fuerte pendiente, especialmente la oeste, abrupta y escarpada, parte de este cerro se encuentra además rodeado por el río Záncara. Es por esta topografía que fue ocupado desde antiguo, su fácil defensa hizo que los íberos, los visigodos y otras culturas posteriores lucharan por este enclave. Los restos de la fortaleza están en la parte más elevada de la localidad y desde su posición tenía enlace visual con el castillo de Huerta de la Obispalía.

Su nombre significa “lugar asentado sobre un farallón rocoso”, y se le añadió el apelativo “De Záncara” por alusión al río Záncara.

Tras la conquista de Cuenca, en 1177, Alfonso VIII fue consciente del peligro de invasión que suponía, para la recién conquistada ciudad, la cercanía de la frontera musulmana, y decidió alejarla con la toma de las fortalezas de Zafra, Alarcón y Moya. El castillo fue conquistado al moro Zafra por el señor de Huete y segundo conde de Molina, Pedro Manrique de Lara en el año 1179. Tras la conquista de Zafra y del avance cristiano hacia tierras de Levante, se inició la expansión de repoblación de la parte oriental de La Mancha.

En 1458 D. Juan Pacheco se lo compró a Lope Ruiz de Alarcón, después de la guerra del marquesado (1475-1480) siguió perteneciendo a los marqueses de Villena.

 

El origen del castillo es musulmán, aunque en el siglo XV fue reformado por el marqués de Villena.

Se conservan los restos de una torre de estructura simple y planta cuadrada irregular de gran altura fabricada a base de mampostería y en menor proporción cal y canto y algunos restos de los lienzos de la muralla.

Visitable:
Si, consultar en el Ayuntamiento.
Enlaces Relacionados: