Castillo de Tales o Torre Cabrera o Torre de la Muerte

TALES II

Tipología:

Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Castillo de Tales o Torre Cabrera o Torre de la Muerte
Población:
Tales
Provincia:
Castellón
Estado:
Restos
Datos de Interés:
El castillo de Tales se alza sobre un pequeño cerro, en la comarca “La Plana Baixa”. Data del siglo XII y es de origen árabe, en consonancia con el resto de castillos de la Sierra de Espadán.

El origen de Tales está en una pequeña alquería musulmana en el término de Onda, de la que históricamente dependió durante mucho tiempo y de la que se independizó en el año 1842.

Tales consta en el libro del repartimiento de Valencia (Vol. I y asientos nº 71, 820 y 1.208), cuando el monarca Jaime I efectúa una donación a favor del noble aragonés Ximén de Fóces a quien se le entrega la Alquería de Tales, premiando el monarca así a los que le ayudan en la conquista de Valencia. En 1242, una vez constituido el Reino de Valencia, Ximén de Fóces acude al servicio del rey Jaime I, cediendo la propiedad de Tales a favor del Guillém de Rocafort.

La población de la época estaba compuesta por 2 comunidades: la musulmana y la cristiana, teniendo cada una de ellas su respectivo Alcalde y Cadí (Juez).

Por esta Carta se respetaba toda la forma de vida de aquellos pueblos según tradición y religión musulmana, obligando a los cristianos a no molestarles ni a impedirles el practicar sus costumbres, así como se les respetaba sus mezquitas, escuelas, fiestas, cementerios y heredades, disfrutando casi de tres siglos de plena autonomía.

Se sabe que la Alquería de Tales fue dada a repoblar por primera vez en la carta Pobla del 28 de abril de 1248, aunque más tarde, el 13 de marzo de 1256, Jaime I da Tales para su nueva repoblación a Pere Castellnou, a quien tradicional e históricamente se le atribuye la fundación de la actual población de Tales (libro del repartimiento de Valencia, Vol. II, Asientos nº 976, 982, 984, 985, 993 y 1.010), ya que la pobló de nuevo el 26 de mayo de 1260.

Tras la expulsión de los moriscos en 1609, Tales quedó prácticamente deshabitada y fue repoblada, en 1616, con cristianos viejos por iniciativa del Real Comisario de la Orden de Montesa, Germano Garcerán.

En el año 1839 las tropas del general carlista Cabrera se atrincheraron en el castillo, siendo derrotadas y desalojadas por las fuerzas del general O´Donell, quedando el castillo y la población arrasados tras estos combates, en los que intervinieron 18.000 hombres. La cruenta batalla duró los primeros 14 días del mes de agosto de dicho año.

Como consecuencia y a raíz de estos cruentos combates tanto el castillo como la población de Tales quedaron arrasadas y como recuerdo inolvidable aparece en el escudo de Tales una figura alusiva, consistente en un hombre armado con una piqueta que descarga golpes sobre los muros de su arruinado castillo en señal de destrucción.

 

En su edificación, los arqueólogos han diferenciado claramente 3 fases:

-La primera fase, constituye el núcleo original de la construcción, posiblemente de época musulmana, la técnica constructiva empleada es la mampostería con revoco exterior de mortero de cal en la totalidad del lienzo amurallado.

-La segunda fase, también medieval y con la misma técnica constructiva está compuesta de 2 torres cuadrangulares y una tercera prácticamente exenta, esta etapa incluye reformas en distintas zonas, como la apertura de ventanas

-La tercera fase constructiva, corresponde al siglo XIX, durante las guerras carlistas, cuando se levantaron 3 torres semicirculares, las paredes de unas habitaciones y un aljibe de tamaño medio sobre los restos de la etapa anterior. Estas modificaciones se adaptaron la estructura del edificio para ser defendido por el uso de fusiles y artillería.

 

Los restos del castillo de planta irregular y construido en mampostería, se puede observar, parte de un lienzo de sus murallas y entre la maleza, algunos basamentos de murallas, torres en muy mal estado y, en muchos casos, apenas visibles.

Visitable:
Enlaces Relacionados: