Castillo de Serreilla

ALCALA DE LA VEGA II

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Serreilla

Población:

Alcalá de la Vega

Provincia:

Cuenca

Estado:

Restos

Datos de Interés:

Alcalá de la Vega, aunque de origen árabe en cuanto al nombre, sus orígenes se pierden en la lejanía de los tiempos en un asentamiento romano-visigodo al Sur de la actual población, en un meandro que forma el río Cabriel donde se asentaba la primitiva Serreilla visigoda, lugar escogido por los árabes para levantar su fortaleza de Al-QalaQ.l.sa.

El interés económico que suscitaron las maderas del lugar y de su entorno sería la causa por la que Al’Samh, ibn Zennun escogiera este lugar para levantar su fortaleza en el año 714, apoderándose para ello del poblado llamado Serreilla en las primeras fechas de la ocupación musulmana, y consiguiera en exclusiva la ruta del Cabriel para trasladar los troncos de pino de la zona hasta el Mediterráneo sin competencias hasta Cofrentes, una vez superadas las grandes dificultades para que no quedaran atrapados e inmóviles en las Chorreras de Víllora en su camino hasta Alcira y Cullera.

Este castillo, conocido en el mundo árabe como Al-Qala, Q.l.sa, Acabat al-Hawarim, se puede decir que dominaba toda la ruta del Cabriel, desde su cabecera hasta Cofrentes. De aquí su importancia estratégica y jurisdiccional.

En el mundo cristiano perduraba en la memoria el nombre del primitivo asentamiento, sometido y ocupado por los árabes para levantar su fortaleza; y por eso desde 1142 hasta 1210 los reyes de Aragón apoyados en las primitivas crónicas cristianas hablan de este lugar como lugar de Serreilla. Igualmente habla de Serreilla el Arzobispo y Primado Rodrigo Giménez de Rada en su definitiva conquista en 1219. Nunca las crónicas árabes hablan de Serreilla (Al.zal.h) sólo de Al.ral.h, que Abib Mizal no traduce y que parece referirse al castillo de Sierra (Santa Cruz) en su ruta de Valencia a Santa María de Albarracín.

Muestra de aquella época pre-islámica son las huellas que perduran de las primitivas edificaciones que se dibujan en el suelo, las estelas funerarias aparecidas en 1953, objeto de tantas especulaciones, tratos y ventas desaprensivas, la gran cantidad de monedas pre-romanas y romanas encontradas y los restos de vías romanas circundando el lugar.

Este castillo, construido por los árabes a principios del siglo VIII, era a finales del siglo XII.

De aquí que, en 1142, al forjarse el primer plan de reconquista de este lugar desde Daroca, estuviese incluido en sus términos, cuando Ramón Berenguer IV fuera constituido heredero de los derechos de su suegro (Ramiro) por el matrimonio con su hija Berenguela. Y así figura en la lista de los límites de Daroca entregados a los Templarios beneficiado por unos fueros y unos privilegios para impulsar la reconquista de estas tierras; y de unos diezmos de todas las tierras para la instauración de las primitivas iglesias.

A partir de 1219, conquistado el castillo definitivamente, el lugar se abandonó para concentrar la nueva población cristiana en dos asentamientos distintos, Alcalá y El Cubillo, abandonando las escabrosidades del viejo recinto que paso a llamarse “lugar del derrocado castillo de moros”.

Visitable:

Enlaces Relacionados:

No hemos encontrado más información.