Castillo de San Marcos

SANLUCAR DE GUADIANA

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de San Marcos

Población:

Sanlúcar de Guadiana

Provincia:

Huelva

Estado:

Deteriorado

Datos de Interés:

El castillo de origen medieval de San Marcos tuvo  transformaciones en los siglos XVI, XVII y XVIII.

El castillo estaba sobre la protección del reino de Taifa de Niebla, algunos grupos musulmanes se asentaron en esta zona, si bien el origen de la población actual hay que situarlo a mediados del siglo XIII, con la conquista de Sancho II de Portugal y la construcción de una fortaleza. Siendo tierras de realengo, pronto pasarán al señorío de Gibraleón. Más tarde, ya en manos de los Pérez de Guzmán, se le concede el título de Villa, merced otorgada por Isabel Guzmán de Ledesma.

A mediados del siglo XVII, Sanlúcar de Guadiana se hace cargo del abastecimiento de la tropa española acuartelada en la frontera con Portugal, debido a la Guerra de la Independencia de este país. Es entonces cuando se construye el fuerte de San Jerónimo, en 1642 y el castillo de San Marcos.

El recinto cuenta con un antemuro que se adapta a la superficie del cerro donde se asienta, ocupando una superficie de unos 6.000 m2. El fuerte, de forma poliédrica y unos 3.000 m2, dispone de 3 cubos circulares y uno de forma triangular, en el que se conserva una garita. En el cubo sur se observan los restos de otra similar que ya no existe.

El acceso al recinto se encuentra en el flanco norte, protegido por un revellín. A dicho acceso se llega mediante una rampa que se divide en dos: una hacia la puerta del fuerte, y otra que da al revellín situado en el lado oeste.

En el interior del recinto, recientemente limpiado de maleza y escombros por la escuela taller Castillo de San Marcos, se pueden ver las ruinas de lo que fueron las dependencias del alcaide y la capilla, que aún conservan el pavimento original de toba colocada en espiga, las cocinas con restos de una pequeña almazara, y el aljibe, labrado con ladrillos de taco, enlucido y encalado. En el lado este se encuentra el cuartel, donde se alojaba la guarnición.

El acceso al adarve se realiza mediante rampas para facilitar el movimiento de piezas de artillería. Para ello, el adarve cuenta con una anchura de unos 2 metros. En el parapeto se observan restos de algún tipo de protección para los fusileros.

En el muro este se observa una pequeña poterna actualmente tapiada que daría salida al revellín de esa zona.

En varios puntos del recinto pueden verse aún, las tomas de agua de los canalones que recogían la misma para llevarla al aljibe.

La fábrica es de mampuesto elaborado con piedras de distintos tipos, como pizarra y guijarros unidos con mortero de cal y arena. Las cortinas aún conservan un friso de ladrillo. En todo el recinto se observan numerosos restos de enlucido encalado, por lo en que su apariencia original debía ser completamente blanco.

Se encuentra en proceso de restauración, llevada a cabo por la Escuela Taller Castillo de San Marcos, y actualmente se está realizando una cata arqueológica en la torre nordeste.

Visitable:

Enlaces Relacionados: