Castillo de Sabiote

SABIOTE

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Sabiote

Población:

Sabiote

Provincia:

Jaén

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

Este estratégico enclave ha sido ocupado por asentamientos humanos desde la Edad del Bronce, pero no fue hasta los tiempos de la conquista islámica cuando Sabiote adquirió mayor importancia.

Las fuentes árabes la nombran como “Castillo de Sabiyuta”, de la demarcación de Úbeda en la Cora de Jaén, ya que desde tiempos del Califato cordobés existió aquí una fortificación.

La primera noticia documental se sitúa en torno al año 1137, cuando la ciudad fue atacada por el ejército de Alfonso VII, que no logró conquistarla.

Sabiote era puerta de entrada no sólo a su comarca, sino a la capital, por lo que no es de extrañar que durante los siglos XI y XII se redoblaran los esfuerzos para reforzar sus defensas. Pero los sucesivos ataques cristianos tuvieron finalmente éxito, y en el año 1226 fue conquistada por Fernando III el Santo, que le concedió una nueva reglamentación jurídica (el fuero de Cuenca), cuyo códice, del siglo XIII, aún se conserva. El castillo árabe fue reedificado por Juan de Zúñiga hacia el año 1230.

El dominio de la Sabiote cristiana se lo disputaron el obispo de Baeza y el arzobispo de Toledo, Rodrigo Ximénez de Rada (adelantado de Cazorla). Sin embargo, en 1257 Alfonso X el Sabio le otorgó el título de Muy Leal Villa y la concedió a la Orden de Calatrava.

Durante el siglo XV Sabiote jugó un papel destacado en las luchas ocurridas en la zona de la Loma, a raíz de las disputas dinásticas tras la muerte de Enrique IV.

El siglo XVI fue el de mayor esplendor para la villa de Sabiote, siendo en el año 1537 el emperador Carlos V el que vendió la villa a su secretario, Francisco de los Cobos, quien hizo de Sabiote y su castillo el centro de su mayorazgo, remodelando, entre los años 1537 y 1543, la antigua alcazaba hispano-musulmana en un palacio renacentista, al tiempo que reforzaba su carácter militar.

Sustituyó las almenas por troneras, llenó los lienzos de opulentos escudos heráldicos y convirtió el patio de armas en otro renacentista.

El patio interior, aproximadamente triangular y de grandes dimensiones, aunque desaparecido, disponía de galerías dobles en tres de sus lados y sus frisos mostraban la calidad de los relieves.

Dos destrozadas columnas pegadas al muro en las que descansaban los arcos finales que servían de contrarresto de los restantes, permiten formarse una idea de él. Sus capiteles son jónicos, descansando las columnas sobre pedestales.

Este patio debió tener arquería solamente en tres de sus lados, en el otro lado, hay un pozo embutido en el grueso del muro y un magnífico escudo en lo alto sostenido por dos sirenas arrodilladas mostrando sus torsos desnudos, casco encima y cimera y finas labores renacientes sirviéndole de peana. Una inscripción en él da la fecha: AN 1.543, encima se conserva la cornisa interrumpida de trecho por gárgolas con figuras de animales.

La realización de la zona palaciega se atribuye a Andrés de Vandelvira, maestro del Renacimiento andaluz, y la militar a alguno de los ingenieros de Carlos V, como Benedetto de Ravenna.

El castillo de Sabiote está considerado como la construcción más importante que con fines militares se construyera en el siglo XVI en la provincia de Jaén, siendo también el ejemplo más antiguo de cuantos se conservan en la actualidad de modelo castillo-baluarte renacentista.

El castillo forma un recinto rectangular con tres torres en otros tantos de sus ángulos. Sobresale el muro exterior de uno de sus lados del rectángulo y en él hay una cuarta torre cercana al ángulo que carece de ella. Es exterior, muy pintoresco, tiene altos muros lisos de sillería, coronados por un adarve con troneras y numerosos escudos con casco y cimera, sostenidos por sirenas. Los escudos, las molduras que formando ángulo las protegen y que corren por todos los muros y la puerta de pilastras con grotescos, sobre pedestales lisos, dan una nota de elegancia renaciente que contrasta con la adustez militar de la fortaleza.

Este impresionante castillo de planta asimétrica, ocupa un amplio recinto con 3 torres en ángulo y una 4ª torre ubicada fuera de ángulo, en un muro avanzado.

En su exterior, muy pintoresco, contrasta la solidez y altura de sus muros lisos de sillería coronados por adarve y troneras con la elegancia ornamental de escudos con casco y cimera enmarcados con alfiz o las molduras que recorren los muros y protegen ángulos, así como la puerta de pilastras con grutescos sobre pedestales lisos, dan una nota de elegancia renaciente que contrasta con la adustez militar de la fortaleza.

El recinto murado de Sabiote tuvo seis puertas. En las cercanías de la desaparecida Puerta de la Villa, que miraba al sur, se conservan lienzos y torres semicirculares de mampostería. Por el sector de la Puerta del Tejar o Pilarillo, que mira al sureste, existe otro fragmento de la cerca del siglo XIII muy reparado.

El castillo posee una única puerta, que tuvo puente levadizo, una bella portada plateresca, sobria y robusta, que abre con arco de medio punto y en ella se dan cita arcaizantes pilastras, motivos ornamentales platerescos, refinadas figuras en relieve y ostentosa heráldica de las armas de Cobos Molina y doña María Mendoza, sus promotores.

Visitable:

Enlaces Relacionados: