Castillo de Montánchez

MONTÁNCHEZ IV

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Montánchez

Población:

Montánchez

Provincia:

Cáceres

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

Montánchez es por excelencia la atalaya del centro de Extremadura. De hecho, Montánchez se la ha denominado desde siempre “el Balcón de Extremadura”.

El castillo de Montánchez está emplazado en un elevado cerro de la Sierra de San Pedro de apreciable importancia estratégica. Esta situación, así como sus condiciones particulares de difícil acceso y lo elevado y áspero del promontorio, posibilitaron su protagonismo en la Edad Media.

El origen de Montánchez se remonta a época prerromana, siendo de gran importancia estratégica durante la dominación musulmana, así como en su posterior etapa bajo la Orden de Santiago. Así y según algunos historiadores e investigadores, su construcción se podría remontar al siglo II, cuando sobre territorio romano gobernaba el emperador Caracalla. Con posterioridad estuvo en manos de los visigodos, concretamente entre los años 467 y 713. Fue precisamente en el 713 cuando los musulmanes conquistaron la plaza.

El castillo de origen almohade fue construido en el siglo XII y reformado en su época cristiana. Debido a esta alternancia de moros y cristianos en su dominio, posibilitó la adición de elementos arquitectónicos de tipología cristiana sobre la primitiva obra musulmana, de esta época persisten sus 3 aljibes y parte de su trazado. Más tarde y bajo la administración de la Orden de Santiago, las reparaciones y añadidos fueron cuantiosos, centrándose éstos en el recrecido de muros y en el levantamiento de varios recintos y cercas envolventes.

El castillo de Montánchez es un fiel exponente de lo que fueron los castillos de la Reconquista en la Edad Media. Por la conformación del conjunto de construcciones parece ser que se trataba de una alcazaba, desde la que salían los muros que envolvían la Villa Vieja.

Durante el siglo XII y XIII la zona fue protagonista de disputas por su dominio, coincidiendo precisamente con el periodo de reconquista cristiano. En el siglo XII, las incursiones de los monarcas leoneses permitieron su efímera conquista en varias ocasiones, así ocurrió en 1142 bajo el mandato de Alfonso VII, o en 1166, cuando reinaba Fernando II. Pero en todos estos casos el castillo de Montánchez volvería al poco a manos musulmanas. Su definitiva reconquista no llegaría hasta el año 1230 a manos de Alfonso IX, quien la cede a la Orden de Santiago, que toma posesión del edificio y eleva sus murallas.

Casi de forma inmediata se entrega su control junto a un amplio territorio de la zona central y meridional de la actual provincia de Cáceres a la recién creada Orden de Santiago. Estos aumentaron el poderío de sus muros y levantaros varios recintos y cercas envolventes.

Más tarde, ya en el siglo XVI, en el interior de la fortaleza, se levantó la ermita barroca de la Virgen del Castillo, donde se venera a la Patrona de Montánchez, una talla visigoda del siglo V. Fueron muchas las consecuencias que tuvieron sobre su estructura los avatares propios de la época medieval. Así, en 1653, como consecuencia de la guerra con Portugal, el castillo quedaría prácticamente inhabitable.

Se cuenta que, desde este castillo, los partidarios de Juana la Beltraneja organizaron la sublevación contra Isabel la Católica.

 

Las diversas modificaciones lo convierten en un castillo de tipo señorial fabricado en planta irregular con fábrica de mampostería, sillería y ladrillo con 4 líneas defensivas, torres de forma circular, poligonal y cuadrada.

Posee dos grandes accesos y en él se distinguen 2 recintos.

-El recinto interior, que albergaba la zona residencial, con un patio de armas rectangular y una torre del homenaje rodeada de edificios adyacentes.

-El recinto exterior, está protegido por altos muros que aún conservan algunos elementos como sus almenas.

Destaca, dentro de este cuerpo principal, “La Torre del Homenaje”, pensada ahora como proyecto para albergar un Museo Comarcal. De ella se conserva la caja de muros y en su interior se ubican varias dependencias: una cámara, sala de armas, así como una sala noble, y en la planta inferior, una cámara de almacenar grano.

A la entrada del recinto se construyó una ermita.

Visitable:

Enlaces Relacionados: