Castillo de Monroy

I

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Monroy

Población:

Monroy

Provincia:

Cáceres

Estado:

Deteriorado

Datos de Interés:

Los primeros datos sobre el lugar se remontan al año 1309, cuando Fernando IV otorga privilegios al noble placentino Hernán Pérez de Monroy para que pueda poblar el lugar y construir un castillo a principios del siglo XIV, en plena reconquista.

Desde el punto de vista arquitectónico, el castillo tiene tres épocas fundamentales. La primera época es Medieval, Gótico-Mudéjar, siglo XIV y XV, época en que se construye el Castillo Fortaleza. La segunda época es Renacentista, siglo XVI y XVII, en la que la fortaleza se transforma en Palacio Residencial. La tercera época está definida en el tiempo que pasa desde el siglo XVII hasta nuestros días. D. Fernando de Monroy y Guzmán, primer Marqués de Monroy (1649) lo convirtió en un recinto palaciego.

El linaje de los Monroy, con solar en la ciudad de Plasencia, donde también poseen una importante casa fuerte, repartió sus dominios por otros lugares de la Alta Extremadura, como en el castillo de Belvís de Monroy y, además de gran importancia en el ámbito señorial, desempeñaron relevante protagonismo en el de las órdenes militares, siendo responsables en elevada medida de los desajustes políticos y enfrentamientos militares en los que se vio inmersa Extremadura con ocasión de los sucesivos conflictos dinásticos y señoriales que se produjeron a finales del siglo XV.

Figuras singulares de este linaje fueron Hernán de Monroy el gigante, señor de Belvís, y hermano de Alonso de Monroy que fue clavero y Maestre de la Orden de Alcántara, Hernando de Monroy el bezudo, señor de Monroy y primo de los anteriores. El castillo, como suele ser común en las fortalezas que han tenido dilatada vitalidad, se ha ido configurando a lo largo de los siglos con múltiples añadidos, y en este caso concreto incluso hasta a finales del siglo XX, ya que ha sido habilitado como residencia privada y ello motivó una intensa restauración por parte de sus propietarios, llegando a construirse, incluso, una torre nueva, en el lugar donde parece que existía o se proyectó una en sus orígenes.

Lo más antiguo del castillo parece ser el cuerpo principal cuadrangular con las tres torres, del siglo XIV, a lo que se añadió durante la segunda mitad del XV la barbacana y los espacios residenciales del interior. El castillo está construido todo él a base de fábrica de mampostería y sillería y está formado por un cuerpo central de forma cuadrangular con sendas torres en sus esquinas, siendo la del ángulo nororiental la construida recientemente. En el centro de este cuerpo hay un patio no muy espacioso porque está circundado por las crujías que desempeñan la actividad residencial y doméstica de la casa.

Hasta aquí, a juzgar por los restos significativos conservados, parece corresponder a una cronología propia del siglo XIV o primera mitad del XV. Al siglo XVI corresponde la galería porticada incorporada entre las dos torres del lado de levante, en la que ya se ve la aplicación residencial y palaciega de la fortaleza medieval, cuando la ostentación de sus moradores utiliza como código tanto la fuerza que propician las torres, como la elegancia y novedad que aportan estas galerías al estilo italiano.

Flanqueando este cuerpo principal en todos sus lados se extiende una barrera exterior o barbacana, posiblemente de finales del siglo XV aunque construida sobre otra barrera también medieval pero más antigua, la cual lleva algunos dispositivos de ese momento, como las troneras cruciformes y redondas que todavía persisten, o los restos de un foso que circundaba todo el perímetro, lo que hacía necesario el uso de puentes levadizos para poder penetrar en el interior. Hoy se accede por una puerta monumental abierta hacia la plaza del pueblo, pero es más antigua otra situada en el lado de levante, protegida por dos cubos o torres semicilíndricas.

Visitable:

Enlaces Relacionados: