Castillo de Monfragüe

TORREJÓN EL RUBIO IV

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Monfragüe

Población:

Torrejón el Rubio

Provincia:

Cáceres

Estado:

Deteriorado

Datos de Interés:

Su ubicación, controlando el paso sobre el río Tajo y junto a uno de los caminos que unían las poblaciones de Plasencia y Trujillo, ha dado lugar a que desde la Edad del Bronce hasta los tiempos modernos, Monfragüe haya sido un punto estratégico de vital importancia.

Esta fortaleza ha sido utilizada a lo largo de su historia por órdenes militares, celtas, romanos, árabes y cristianos que han hecho de ella uno de los principales puntos defensivos debido a la ubicación privilegiada de la colina sobre la que se levanta, justo sobre el escarpado y accidentado terreno que se origina a orillas del rio Tajo.

Los árabes conquistaron estas tierras en el año 713 y las llamaron Al-Mofrag que significa “el abismo”. Fueron estos los que construyeron aquí la fortaleza en el año 811 sobre los restos de una antigua fortificación primariamente empleada por los celtas para defenderse de los romanos y más tarde utilizada por los mismos romanos como punto estratégico de vigía.

Posteriormente, entre los años 1169 y 1180 se produce la reconquista cristiana del castillo por el portugués Giraldo Simpayor y la reconquista definitiva por Alfonso VIII.

En el castillo se conservan restos de la muralla y una barbacana, un aljibe árabe y dos torres de la etapa cristiana. La torre mejor conservada (reconstruida y accesible) tiene forma pentagonal y se erigió en el siglo XV. La otra torre, muy deteriorada, es de forma cilíndrica.

Casi adosada a una de las torres del castillo se encuentra una ermita, de construcción más moderna, que cobija a la Virgen de Monfragüe, talla bizantina traída en el siglo XII desde las puertas de Jerusalén en Palestina por los caballeros cruzados de la orden de Monte Gaudio. En 1196, al desaparecer la Orden, formó parte de las posesiones de la nueva Orden de Monfragüe, que establece aquí la casa madre. En 1221 pasa sus propiedades a la Orden de Calatrava. En el siglo XV será propiedad de los Trejo que serán los que construyen la torre poligonal. Tras la guerra de la Independencia, el castillo es abandonado.

Desde la torre del homenaje se puede divisar casi la totalidad del Parque nacional y muchas de las colas que forman las aguas embalsadas del río Tajo en el embalse de Alcántara.

La fortificación tiene planta rectangular irregular con dos recintos a base de mampostería y de ladrillo y lo forma una torre pentagonal central del siglo XV y dos cilíndricas en los extremos del siglo XII, el aljibe y restos del camino de ronda.

Visitable:

Enlaces Relacionados: