Castillo de Magaña

Castillo de Magaña

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Magaña

Población:

Magaña

Provincia:

Soria

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El Castillo de Magaña se encuentra situado en un empinado cerro próximo a la población y dominando a ésta, sobre el valle del río Alhama y el puente medieval que lo cruza en este punto.

Su origen hay que buscarlo en la torre del homenaje que originalmente fue una torre defensiva bereber fechable en el siglo X. Esta torre fue rodeada posteriormente de dos recintos cuadrados, siendo el exterior bastante más bajo y jalonado por cubos cilíndricos. La estructura final del Castillo de Magaña es fruto de las reformas bajomedievales del siglo XV para convertirlo en residencia señorial.

El Castillo de Magaña es considerado uno de los más importantes castillos señoriales del siglo XV de la provincia de Soria. Su estado de conservación es mejor de lo habitual. La sugerente y atractiva silueta de esta fortaleza puede apreciarse mejor desde la carretera que sube en dirección a Fuentes de Magaña, o desde los puntos más altos del pueblo, con la vegetación desbordando sus lienzos y cubos en contraste con el ocre del paisaje, y con una alta torre del homenaje escondida por el también alto recinto interior del castillo.

En el s. XV es donado por Juan II a Álvaro de Luna. El marqués de Villena se lo arrebata en tiempos de Enrique IV a su hijo, pasando después al obispo de Sigüenza y luego al conde de Benavente.

El castillo, que tiene una estructura simple con planta poligonal, fue construido en mampostería. Está compuesto por un doble recinto en torno a la torre del homenaje, que es de origen bereber, siglos IX a XI, y por tanto muy anterior al resto del castillo. Esta torre forma parte de la red de grandes torres aisladas de origen bereber levantadas a lo largo del valle del Rituerto, como las de Masegoso, Trébago, Noviercas, Castellanos, La Pica o Aldealpozo. La torre conserva restos del almenado superior y algún ventanal con sillares labrados.

El recinto interior es muy alto, de planta cuadrada y tiene 3 torres circulares y una gran torre del homenaje almenada en una de sus esquinas (a esta gran torre, se tiene acceso desde el adarve).

El recinto exterior es mucho más bajo y de planta irregular, y cuenta con siete cubos con troneras, repartidos por el perímetro del cerco.

De un tercer recinto sólo se conservan restos de la puerta.

El castillo fue propiedad de la Casa de Alba y hoy día, aunque es de propiedad privado el acceso es libre y puede visitarse.

Visitable:

Enlaces Relacionados: