Castillo de los Quiñones

VILLANUEVA DE JAMUZ

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de los Quiñones

Población:

Villanueva De Jamuz

Provincia:

León

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

Tiene características comunes con la torre de Laguna de Negrillos, lo que permite reconocer a un mismo promotor Diego Fernández de Quiñones y a su mujer María de Toledo (de la Casa de los Luna).

La mayoría de los castillos de la comarca de Jamuz datan del siglo XV. Los señores de estas tierras, venidos de la corte a potenciar la agricultura y afianzar su poder, reedificaron sus mansiones militares con más fortaleza de la realmente necesaria.

El castillo lo empezó a construir Diego Fernández de Quiñones el de la Buena Fortuna a finales del siglo XIV, quien además construyó la torre del homenaje, era el padre de Pedro Fernández de Quiñones y de Suero de Quiñones. Este último lo heredó de su padre en 1435, fue este hijo quien organizó un torneo medieval en el que tendrían que participar todos los caballeros que pasaran por el puente del Hospital de Órbigo. Si no accedían a participar tendrían que dejar un guante en señal de cobardía y atravesar el río. Suero de Quiñones dotó al castillo del recinto amurallado exterior y la barbacana o ronda de los que hoy día quedan algunos tramos. En 1496 los Reyes Católicos confiscaron el castillo a la familia Quiñones debido a ciertos desafueros que hicieron a un criado del obispo de Astorga. Al año siguiente, una vez que se solucionó el conflicto, los reyes ordenaron su restitución.

El castillo está construido de mampostería, pero los ángulos son de sillarejo. Presenta alguna tronera para artillería y se caracteriza por sus cubos circulares, de tosca mampostería y protegidos por balcones en sus frentes. Las ventanas se abren sobre jambas de una sola piedra con arcos de medio punto.

La torre del homenaje es poderosa, de planta cuadrangular en una esquina y un recinto amurallado adosado a ella. La torre tenía cuatro plantas las primeras eran estancias para los señores y cámaras de reposo, mientras que las superiores eran destinadas a los criados, que accedían a ellas por escaleras de mano, la torre finaliza con un tejado apoyado en modillones* (es la parte de la cornisa en el orden jónico y en el compuesto que le sirve de adorno, pareciendo que la sostiene. Tiene por lo regular la forma de una “S” muy curva y vuelta del revés), mide 11’90 x 10’65 metros y una altura máxima de 21’8 metros, está decorada con escudos heráldicos.

La muralla delimita un recinto cuadrangular de 33 x 38 metros y consta de tres cubos, más una torre de entrada.

Fue motivo de guerras entre sus sucesores y los de su hermano mayor, hasta entrado el siglo XVI.

Visitable:

Preguntar en el Ayuntamiento de Santa Elena de Jamuz  que es el actual propietario.

Enlaces Relacionados: