Castillo de Los Moros o de La Peña

MILAGRO I

Tipología:

Icono_Castillo
Nombre del Castillo:
Castillo de Los Moros o de La Peña
Población:
Milagro
Provincia:
Navarra
Estado:
Restos
Datos de Interés:
Según el historiador Lévi Provençal, éste sería el famoso “al-Kastil” en el cual fue hecho prisionero Fortún Garcés, hijo del rey de Pamplona García Íñiguez, por el emir Muhammad I de Córdoba con la ayuda de Musa ibn Musa (“el moro Muza”) en el año 860. Los historiadores no suelen apoyar esta hipótesis sin que tampoco hayan aducido razones para contradecir a Lévi-Provençal.

Los musulmanes llamaron “Sajrat Qays” al lugar de la custodia. “Sajrat” quiere decir “una roca o peñasco natural y fortificado de difícil acceso y conquista”. “Qays”, entre otras acepciones, indica un núcleo habitado o un accidente geográfico.

Los cronistas árabes indicaron que se encontraba en Pamplona (es decir, Navarra) sobre el río Arga (actualmente conocido como río Aragón, aunque ambos ríos confluyen muy cerca aguas arriba en término de Funes), como se encuentra la “peña” de Milagro.

Después de la invasión musulmana de la península, Milagro quedó incorporado dentro de la zona controlada por la familia Banu Qasi. La influencia de los musulmanes queda patente por ejemplo en el sistema de empedrado de las calles, el sistema de irrigación de las tierras con acequias, el aprovechamiento de la tierra y la transformación de la lengua al mezclarla con la nativa.

Pudo también haber sido en este lugar donde fue custodiado el gobernador de Tudela Yusuf ibn Amrús cuando fue hecho prisionero por los Banu Qasi en el año 803.

En el año 1098, tras la reconquista, Pedro I edificó la atalaya del Miráculo, conocida como la cueva del Moro o el Castillo, por la necesidad de consolidar un frente de fortificación ante Tudela.

Alfonso II “el sabio” de Aragón atacó Milagro destruyendo la villa y su castillo. Esta acción se enmarca en la situación que se había creado a partir del verano del año 1173 en que la Castilla de Alfonso VIII se alió con Aragón y luchó para recuperar La Rioja que durante su minoría de edad le había sido arrebatada por Sancho VI el Sabio.

Fue durante esta ofensiva castellana que duraría 3 años (1173-1176), probablemente en el año 1174, cuando el aragonés atacó Milagro. Cuando el rey Sancho IV es despeñado en 1076 en Peñalén por sus hermanos Ramón y Ermesinda, aquél huye buscando la protección del rey moro de la taifa de Zaragoza. El castillo de Milagro estaba entonces bajo control musulmán por lo que es probable que el infante Ramón hubiera buscado refugio en Milagro por su cercanía a Peñalén.

 

Del castillo hoy sólo nos quedan los restos de unos paredones de tapial, restos de una torre y un subterráneo abovedado.

Visitable:
Enlaces Relacionados: