Castillo de Los Morales

LOS MOLARES

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Los Morales

Población:

Los Morales

Provincia:

Sevilla

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

La estructura principal del castillo en la actualidad data del año 1892 siendo su dueño D. Enrique de la Cuadra y Cibaja desde el año 1886. En un primer momento este castillo era una sola torre que servía para divisar a lo lejos a los enemigos.

El Castillo de Los Molares es de comienzos del siglo XIV entre 1.310 y 1.336 cuando el rey Fernando IV otorga a Lope Gutiérrez de Toledo la heredad del Molar como premio a su actuación en la batalla de Algeciras. En 1336 el rey Alfonso XI realiza estas concesiones o “mercedes” mediante la correspondiente carta puebla.

Después de la muerte de Lope Gutiérrez, su hijo, de igual nombre, solicita a la Corona media legua más en torno al castillo que ya se había construido, así como el poder establecer el mayorazgo de sus bienes y aplicar privilegios para los nuevos pobladores que se establecieran en torno a dicha fortaleza.

En 1.430 Diego Gómez de Rivera adquiere Los Morales por 1.600 doblas, por estas fechas su tierra vuelve a adquirir gran esplendor. Varias generaciones de Riveras pasearon por el castillo destacando entre ellos San Juan de Ribera que nace en 1.532 y que vive su niñez en el castillo.

Otro de los dueños importantes que tuvo este castillo a partir del año 1573 fue el poeta Baltasar del Alcázar. Por aquel entonces en el castillo se celebraba una importante y conocida feria como era la “Feria de la Seda”, este poeta  vivió en el Castillo 15 ó 16 años, entre 1.569 y 1.584 y fue en este periodo cuando escribió muchos de sus poemas. Fue nombrado Alcalde de la villa.

El Castillo de Los Molares conserva casi todo el recinto amurallado y almenado, una torre de forma pentagonal irregular y varias naves abovedadas entorno al patio de armas.

La fábrica es de ladrillos, sillares y tapial. La portada, construida con sillares, está formada por un arco rebajado en medio punto, y sobre ella, encuadrado en una tarjeta ochavada, hay un escudo de armas con cuatro cuarteles y cimera.

En el siglo XIX, con la disolución del régimen señorial, la posesión del castillo pasa por varias manos. El siglo XX significará la división de su estructura en varias propiedades, y un reaprovechamiento para albergar distintas estancias municipales.

Visitable:

Enlaces Relacionados: