Castillo de los Calatravos o Castillo-convento de Alcañiz

ALCAÑIZ

Tipología:

Icono_Palacio

Nombre del Castillo:

Castillo de los Calatravos o Castillo-convento de Alcañiz

Población:

Alcañiz

Provincia:

Teruel

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

Alcañiz tiene concedido el título de ciudad desde 1652 por Felipe IV.

El castillo-convento de Alcañiz comenzó a construirse en el siglo XII, conociendo diversas reformas y añadidos en el siglo XIV, fecha en la que se completaron sus dependencias conventuales. Hasta el siglo XVIII, se sucedieron en el castillo diversas reformas, lo cual le ha convertido en un conjunto heterogéneo que volvió a ser restaurado en el siglo XX, para convertirse en el Parador Nacional “La Concordia”.

Fue construido sobre los restos de un castro romano que allí hubo y probablemente de una alcazaba musulmana.

La zona donde se asienta el castillo y el pueblo de Alcañiz, toma su nombre de la población musulmana de “Alcanit” (cañizos o cañas), tomada por los cristianos en el siglo XII. La primera vez que se cita el nombre de Alcañiz es el 1140, en el Poema del Mío Cid.

Fue conquistada por primera vez por Alfonso I el Batallador en el 1117, quedando al cargo de don Sancho Aznar y recuperada definitivamente por Ramón Berenguer IV en 1157. La fortaleza y la villa fue otorgada a la Orden Militar de Calatrava en el 1179, por el rey Alfonso II de Aragón, convirtiéndose en sede de la encomienda mayor de la Orden en Aragón.

En este castillo estuvo el rey de Aragón Jaime I el Conquistador en su camino de conquista a Valencia, reuniendo las Cortes en 1238.

En 1283 la villa de Alcañiz se sublevó violentamente contra el poder señorial de la orden de Calatrava. La Encomienda Mayor de Calatrava se oponía a las ansias de libertad de Alcañiz, ala que Ramón Berenguer IV había concedido carta de población en 1157. En la pugna vencería poco a poco la población.

En esta población se alcanzó el pacto de la Concordia para la corona de Aragón. Al morir Martin el Humano sin heredero legítimo, los parlamentos de Aragón, Cataluña y Valencia decidieron reunir unos representantes en la Iglesia de Santa María de Alcañiz, para buscar la solución. Se alcanzó una Concordia, en virtud de ella, nueve compromisarios, tres de cada reino, se reunirían en Caspe para escuchar a los pretendientes y decidir en derecho a quien correspondía la Corona. De los 9, debían de estar de acuerdo 6 y pertenecer a los tres parlamentos. Corría el año 1412 y del Compromiso de Caspe saldría elegido el rey de Castilla, Fernando de Antequera.

En Alcañiz se reunieron las Cortes de Aragón en 1371, 1436 y 1441. Carlos V, juró privilegios y franquicias de paso para las cortes de Monzón, en 1528. El único hecho de armas que conoció este castillo fue en 1462, cuando Juan de Hijar lo ocupó en defensa de los intereses del Príncipe de Viana.

El castillo está situado sobre un alto, desde el que domina a la población, el recinto de la fortaleza posee una planta trapezoidal que recoge el heterogéneo conjunto. Este se halla claramente diferenciado en dos zonas: la Norte, en la que se agolpan las construcciones medievales, y la Sur, con el palacio barroco de los Comendadores de marcada estructura civil.

El conjunto monumental, se compone de dos partes: la torre del homenaje, el claustro ojival, y la iglesia, en estilo gótico, a la que habría que añadir una portada románica. El resto corresponde al siglo XVIII y es el llamado Palacio de los Comendadores. (es la parte que ocupa el Parador Nacional).

Nada mas pasado el arco de entrada, en el camino de ronda, nos encontramos en una explanada ante el palacio barroco del siglo XVIII. En el ala norte del Alcázar están alineadas la capilla y la torre del homenaje. En el ángulo noroeste, la Torre de Lanuza. Al sur de la capilla y el claustro.

La torre del homenaje está situada al oeste de la capilla, está construida en estilo gótico, del siglo XIV y consta de 4 plantas. En el bajo hay un pórtico al que se accede por una gran arcada ojival que se abre a la portada de la capilla románica, en el segundo, una ventana ojival de tracería entrelazada bajo arco cobijo apuntado, una ventana geminada de medio punto con finísimo mainel adorna el tercer cuerpo, y en el superior se abren dos sencillos huecos de medio punto.

La inferior que sirve de atrio a la capilla, conserva unas bellísimas pinturas murales franco góticas. Son en la planta baja y en la sala noble donde un conjunto de pinturas murales góticas, fechadas en el siglo XIV, constituyen una interpretación regional y local del estilo lineal o franco gótico. Tienen la particularidad como luego veremos, que la mayor parte de ellas, su temática es civil y caballaresco (como, por ejemplo, las hazañas de Jaime I el Conquistador).

Durante la guerra de la independencia, el castillo fue tomado por los franceses, aunque los españoles lo recuperaron en 1809. Este capítulo bélico dio origen al nacimiento de la llamada “Cruz de Alcañiz”. Durante las guerras carlistas, el castillo de Alcañiz fue convertido en cuartel por Cabrera.

Visitable:

Enlaces Relacionados: