Castillo de los Alburquerque

MONTEALEGRE DE CAMPOS V

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de los Alburquerque

Población:

Montealegre de Campos

Provincia:

Valladolid

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

La silueta del castillo medieval militar de Montealegre de Campos aparece aislada en el extremo de la localidad dominando el extenso paisaje de la denominada Tierra de Campos.

Sobre un reborde del páramo de los Torozos, el castillo se alza en el punto más elevado de un cerro dominando estratégicamente el territorio.

Las primeras menciones datan de 967, en 1219 la Orden de San Juan de Jerusalén concede fuero a la villa y 6 años más tarde Sancho IV la entrega a don Alfonso de Meneses. El actual castillo se construyó para la defensa de las propiedades territoriales de la familia Meneses, ante los problemas dinásticos y los enfrentamientos señoriales del siglo XIII.

Perteneció a la Merindad de Campos, fue lugar solariego de Juan Alonso de Alburquerque y señorío de los Guzmán, cuyo escudo aún preside la entrada.

La construcción del castillo, en los primeros años del siglo XIV, se enmarca en el contexto de las disputas entre los reinos de León y Castilla.

Bajo la protección de doña María de Molina los Meneses levantan una sólida fortaleza sobre la que ya existía que, integrada en la línea fronteriza con el reino leonés, habría de convertirse en baluarte del reino de Castilla. Mantiene su carácter defensivo hasta que los Reyes Católicos unifican los reinos.

Su planta, casi cuadrada, se articula en torno a un patio, en cuyas esquinas se alzan 4 torreones, tres rectangulares y una esbelta torre del homenaje pentagonal (construcción propia de los castillos del siglo XIV) que se orienta hacia la llanura a lo largo de sus casi 20 m de altura, a través de un arco apuntado se accede a una sala cubierta con bóvedas de cañón que se apoyan sobre arcos apuntados que descargan en un pilar central. Estas torres pretendían desviar los proyectiles o la artillería, con dos lados construidos en ángulo y la esquina entre ambos reforzada con buena piedra de cantería.

El aspecto actual de la Torre del Homenaje dista mucho de su aspecto original, ya que en un principio su altura era considerablemente mayor, poseyendo en su zona alta un ingenio para el lanzamiento de proyectiles a gran distancia que se denomina tragabuchete.

En el medio de cada lienzo de muralla existe un cubo cilíndrico. Según las crónicas tuvo barreras ante sus muros y un puente levadizo que salvaba el foso existente ante la puerta principal.

El castillo sirvió de refugio a los Comuneros y terminó, como muchos otros, siendo silo de cereales, hoy la titularidad se encuentra cedida al ayuntamiento. Se halla parcialmente restaurado y su interior, que alberga un Centro de Interpretación del Medievo, se puede visitar entre abril y septiembre.

El patio de armas acoge en verano conciertos programados dentro de las “Veladas de los castillos”, organizadas por la Diputación de Valladolid.

Visitable:

Enlaces Relacionados: