Castillo de la Duquesa o Fortín de Sabinillas

DSCN1752

Tipología:

Icono_Fuerte

Nombre del Castillo:

Castillo de la Duquesa o Fortín de Sabinillas

Población:

San Luis de Sabinillas (Manilva)

Provincia:

Málaga

Estado:

Deteriorado

Datos de Interés:

El castillo de la Duquesa o Fortín de Sabinillas está situado entre las torres de la Chullera y la del Salto de la Mora.

El Castillo de la Duquesa o Fortín de Sabinilla, tenía una función militar y defensiva. Formaba parte del sistema de fortificaciones construidas en la costa mediterránea con motivo de los ataques de los piratas berberiscos y para proteger este gran fondeadero cercano a Gibraltar en los años en que se trataba, militarmente, de recuperarlo durante la guerra contra Inglaterra a causa del llamado “Pacto de Familia”.

Se construyó sobre una antigua villa romana, de la cual se reutilizaron muchos materiales en 1767, durante el reinado de Carlos III. Costeó su construcción D. Francisco Paulino, vecino de Sevilla, al que Carlos III en premio concedió la merced y retribución del mando de una compañía de caballería. El proyecto se debe al ingeniero Miguel del Castillo y lo construyó el maestro José Vargas.

Está construido con cuidada mampostería, procedente de la montaña local de Sierra Bermeja. Sus piedras talladas están cuidadosamente ensambladas.

Su denominación original era Batería para cuatro cañones de Manilva. La Batería de Manilva contaba con una plantilla total de 29 personas.

La estructura del castillo albergaba un destacamento para la caballería y otro para la infantería, así como un pajar, una cocina y una capilla y constaba de tres partes bien diferenciadas:

-Una batería semicircular orientada hacia el mar, en la que habría dispuestos cuatro cañones, y que estaba separada del cuerpo principal de la edificación por un foso.

-El cuerpo principal se distribuye en torno a un patio rectangular, alrededor del cual se encontraban todas las dependencias del Castillo (Dependencias del comandante, Capilla, Depósito de municiones de artillería, Alojamiento para los soldados de infantería y de caballería, Despensa y Establos), aquí además originalmente se hallaba un pozo con aljibe con capacidad para 150 metros cúbicos, hoy cegado.

Todo el cuerpo principal del edificio cuenta con una terraza aspillerada, para la defensa mediante fusilería.

-La entrada al edificio se defiende con un muro en ángulo que precede a la puerta principal de acceso, y que estuvo precedida de un foso y de un puente levadizo hoy desaparecidos.

 

A principios del siglo XIX, en la llamada Guerra de la Independencia, provocó la ocupación del castillo por parte del ejército francés. Fue en ese momento cuando el castillo sufre su único ataque naval conocido, llevado a cabo por la marina inglesa contra las tropas francesas que lo ocupaban. Tras la toma de Argelia por los franceses en 1830 la piratería quedó prácticamente extinguida, lo que unido al desarrollo de nuevas técnicas defensivas, hizo que el Castillo perdiera su valor militar.

Permaneció abandonado durante años hasta que fue ocupado por el Cuerpo de Carabineros de Costa a mediados del siglo XIX, cuya misión era garantizar la seguridad y vigilancia de las costas y fronteras así como evitar el contrabando, permaneciendo en el mismo hasta 1890, a partir de entonces se usó como almacén, cuadra y pajar.

Actualmente es propiedad municipal y es la sede del Museo arqueológico municipal de Manilva, así como de un Museo de Esgrima, una sala de exposiciones y una biblioteca pública.

Actualmente es un lugar de encuentro de citas culturales y de ocio, además, se pueden visitar algunos restos arqueológicos encontrados en la zona.

Se encuentra rodeado por el yacimiento arqueológico denominado “Entorno del Castillo de la Duquesa”, declarado Bien de Interés Cultural y que se trata de un conjunto arqueológico de época romana fechado entre los siglos I y V después de Cristo y formado por una factoría de salazón, villa, termas y necrópolis.

Visitable:

Enlaces Relacionados: