Castillo de Hostalric

HOSTALRIC I

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Hostalric

Población:

Hostalric

Provincia:

Girona

Estado:

Restos

Datos de Interés:

Se encuentra ubicado en la cima más alta del cono del volcán sobre el cual se asienta casi la totalidad de la capital. El volcán de Hostalric se sitúa en la zona volcánica de la Selva que pertenece a la comarca de la Garrocha en la provincia de Girona. El castillo está construido con rocas volcánicas procedentes del volcán Croscat.

La colina donde se asienta se formó con la destrucción de la chimenea volcánica en que formó columnas basálticas. Se puede encontrar restos de coladas de lava que expulsó el volcán y que salpica los alrededores de la ciudad.

Se tiene constancia que en 1145 ya existía una fortificación, pero el castillo que ha llegado hasta nuestros días fue construido en el siglo XVIII y uno de los principales motivos de su construcción fue para mantener el control sobre una gran vía de comunicación como el camino Real. El diseño original de la fortificación moderna de Hostalric fue obra de Francisco de Santa Cruz, ingeniero militar al servicio del archiduque Carlos

En la antigüedad Hostalric fue zona de paso obligatorio en la ruta norte-sur, y era el único paso natural entre Gerona y Barcelona. En unas prospecciones hechas en el cerro del castillo se encontraron restos del periodo íbero. En la época romana pasaba por este lugar una bifurcación interior de la Vía Augusta. Se encontraron restos de esta vía cuando se construyó la carretera de San Hilario. Uno de los principales motivos de la construcción del castillo fue el de mantener el control sobre la gran vía de comunicación como el camino Real.

La población de Hostalric parece que tuvo su origen en un hostal documentado desde el siglo XI en el sitio llamado Onota, al pie del nominado camino de Francia (antigua vía romana). La primera referencia documental clara de Hostalric es de 1106 y en ella Guerau Ponce, vizconde de Cabrera, juró fidelidad a Ramón Berenguer III de Barcelona.

Debido al temperamento rebelde de Ponce III de Cabrera, señor del castillo,  las luchas feudales catalanas del final del siglo XII tuvieron eco en Hostalric y su castillo.

El alma de este legado monumental se esconde entre sus piedras y deja entrever una valiosa memoria histórica: desde la capitalidad de Hostalric sobre el extenso vizcondado de cabrera durante toda la época medieval, pasando por las luchas feudales y guerras civiles, hasta llegar a la Guerra de la independencia.

En 1695 el duque de Noailles derrocó el castillo antes de abandonarlo. Un año más tarde, se reconstruyó según plano del ingeniero militar José Chifrion que hizo rodear las murallas y torres con un sistema de baluartes poligonales y construyó en la cima más alta, pabellones y arsenales que constituyeron el moderno castillo, derrumbando el medieval de los Cabrera.

Entre 1719 y 1754 se construye el actual castillo, que se concibió como fortaleza militar. Se atribuye el proyecto a Jorge Próspero de Verboom y de Wolf, autor de la Ciutadella de Barcelona y de la Fortificación de la Seu Vella de Lleida.

El diseño de la construcción moderna fue obra de Francisco de Santa Cruz, ingeniero militar al servicio delarchiduque Carlos, y las primeras obras de fortificación permanentes tuvieron lugar durante el 1712 y 1713 a consecuencia de la Guerra de Sucesión, aunque las principales obras para acondicionar la fortificación fueron entre 1794 y 1795, en el trascurso de la guerra contra la Convención francesa, conocida en Cataluña como la “Guerra Gran”

Los Cabreras, con el paso del tiempo, convirtieron la villa de Hostalric en la capital administrativa de los extensos territorios de su vizcondado hasta la extinción del señorío en el año 1836.

En Enero de 1810 los franceses tomaron la población e iniciaron un largo asedio al castillo. El Coronel Estrada, máxima autoridad en ese momento, recibió hasta 4 comunicaciones para que se rindieran, pero todas fueron ignoradas. El gobernador del castillo no cedía y sus tropas le eran fieles.

Después de 4 meses de asedio la situación era insostenible, habían caído más de 4000 bombas sobre la fortaleza, solo quedaban 1200 de los 2000 combatientes y empezaban a escasear las provisiones. Con este panorama, el Coronel Estrada decidió intentar salvarse, abriéndose paso entre el enemigo y el 12 de Mayo toda  la guarnición que estaba en condiciones huyó de la fortaleza, quedando en ella solo los que no podían moverse. A la mañana siguiente, el oficial que se quedó a cargo del castillo lo entregó a los franceses.

La población de Hostalric conserva casi en su totalidad uno de los conjuntos monumentales más notables de la época medieval catalana y está presidida por la imponente fortaleza militar de época moderna.

El castillo que domina la población de Hostalric, actualmente se ha convertido en un lugar de turismo donde podemos encontrar un restaurante.

En 1963 tanto el castillo como las murallas fueron declaradas Bien de Interés Nacional.

Visitable:

Enlaces Relacionados: