Castillo de Fuentidueña

FUENTIDUEÑA II

Tipología:

Icono_Castillo
Icono_Muralla

Nombre del Castillo:

Castillo de Fuentidueña

Población:

Fuentidueña

Provincia:

Segovia

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El castillo ocupa una superficie aproximada de 5.000 metros cuadrados. Hasta el año 1125, en que tomó el nombre de pueblo, se llamó Castillo de Alacer, que en árabe equivale a alegre, denominación perfectamente adaptada a su emplazamiento desde cuyo alto se domina la fecunda vega.

El castillo de Fuentidueña constituye un conjunto disperso de restos de edificaciones, torres y muros, situados en la parte alta de un amplio recinto amurallado, del que forma parte, quedando perfectamente integrado, con una función de Alcázar, como último reducto, en caso de que fuera tomada la población. Es de planta pentagonal irregular, en un terreno con muchos desniveles, con amplio foso y barbacana.

No existe una claridad histórica absoluta sobre el origen del Castillo de Fuentidueña. Las ruinas formadas por mampostería rellenas de cal y canto, parecen proceder de alguna reforma de los siglos XII al XIII.

En este castillo otorgó testamento Alfonso VIII, concertó la paz con el rey de Navarra, descansó después de la batalla de las Navas de Tolosa y otorgó testamento el 8/12/1204.

También visitó este Castillo hacia 1250 Alfonso X, el Sabio. Sancho IV, en octubre de 1308, otorga privilegios cristianos a quien quiera vivir aquí, al comprobar que la población era mayoritariamente judía.

En la década de los años 70, del siglo XX, el Ministerio de Hacienda subasta el castillo con un precio de salida de 25.000 pesetas, pasando así a manos privadas. Fue reformado en los siglos XIV-XV. Su actual propietario, Fernando de Pertierra, un enamorado de su pueblo y de los vinos de la Ribera del Duero, ha instalado con exquisita mampostería,  en los sótanos de lo que fue el castillo, una bodega.

Visitable:

Enlaces Relacionados: