Castillo de Escalona

ESCALONA

Tipología:

Icono_Castillo
Icono_Alcazar

Nombre del Castillo:

Castillo de Escalona

Población:

Escalona

Provincia:

Toledo

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El origen del nombre de la villa de Escalona es discutido. En época romana existe un “castrum”, que defiende el paso del río Alberche, alzándose sobre él a 30 metros, el cual además sirve de foso por uno de sus lados.

Aunque no se tienen muchos datos durante la dominación musulmana, se sabe de la existencia de una fortaleza construida sobre el “castrum”.

En el año 712, la villa romana de Ascalum es tomada sin apenas oposición por los árabes, quienes no solamente respetan su recinto amurallado, sino que lo restauran y amplían, no tardando mucho en levantar una alcazaba de uso militar y residencial y amurallarla completamente.

En tiempos del califato de Córdoba esta posición fuerte pasa a formar parte del triángulo estratégico defensivo de la Qora de Toledo, formado por el castillo de Escalona y las fortalezas de Alamín y Maqueda. Tras la victoria en las Navas de Tolosa en 1212, la línea defensiva de la zona de Escalona se traslada más al sur, convirtiéndose Escalona junto con otras villas en retaguardia de la reconquista.

En el año 1083 yendo hacia la conquista de la ciudad de Toledo la fortaleza es tomada por Alfonso VI, quien convierte a la villa de Escalona en importante zona fuerte, frente a las constantes embestidas de los almohades.

A mediados del siglo XII, se construye la enorme muralla que rodea la villa (la actual muralla tiene 1.5 Km de perímetro y 9 m de altura contando con varias puertas de acceso).

El señor de Escalona Don Juan Manuel manda construir 8 torres albarranas de arte mudéjar que rodean el castillo, además de un profundo foso.

En el año 23 del siglo XV Juan II de Castilla cede la villa a su condestable Álvaro de Luna, quien la convierte en su residencia particular, mandando construir el Alcázar en el interior (para ello hace traer artesanos árabes que le dan una apariencia mudéjar a su flamante Palacio y hace colocar su escudo de armas por todos los rincones del castillo).

Algo menos de 20 años después Don Álvaro de Luna sufre un primer destierro en la villa por parte de sus enemigos, siendo apresado y finalmente ajusticiado en Valladolid.

Durante la guerra de la Independencia, las tropas del Mariscal Soult desmantelan sus artesonados, para, con sus vigas, construir un puente sobre el rio Alberche por el que pasar tropas, bagajes y artillería que intervendrán en la batalla de Talavera.

El resto del castillo es incendiado y el paso del tiempo y el abandono deterioran y convierten en una ruina este noble solar, patrimonio de la historia de esta villa.

Al palacio se accede mediante un arco carpanel gótico con el escudo de los Luna. Su patio interior estuvo columnado, y hoy podemos ver algunos de sus capiteles, pilares y la escalera. Aún quedan restos de la decoración mudéjar en sus salas.

Sus 8 torres albarranas macizas, de origen árabe, están unidas mediante arcos a la muralla: si alguna de ellas era destruida, no afectaba a la misma.

Quedan restos del puente levadizo en la puerta principal, desde a la que accederemos a una inmensa plaza de armas. La torre del homenaje, de más de 20 metros de altura, presenta un complejo sistema de accesos que dificultaban su conquista.

Visitable:

Si

Enlaces Relacionados: