Castillo de Eramprunyá

Castillo de Eramprunyá, Gavá V

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Eramprunyá

Población:

Gavá

Provincia:

Barcelona

Estado:

Ruinas

Datos de Interés:

El Castillo de Eramprunyá se alza sobre un cerro rocoso, al borde de un precipicio, situado junto a la localidad de Brugers pero en el término municipal de Gavà (enclave privilegiado en el Parc de Garraf).

A pesar de que los estudios arqueológicos realizados al castillo, testimonian la ocupación del precipicio de Eramprunyá desde época ibérica, la historia del castillo se inicia en el siglo IX. Erampruyá formó parte de los numerosos castillos cristianos del Condado de Barcelona que defendían la frontera del Llobregat contra los musulmanes andalusíes hasta el siglo XI.

El año 801 los francos tomaron la ciudad de Barcelona a los sarracenos, que tuvieron que retirarse hasta la orilla derecha del Llobregat. La defensa de Barcelona requería que se protegiera la zona del plan, pero también toda la parte baja del valle del Llobregat, desde Martorell hasta el mar, puesto que es una zona natural de acceso en Barcelona. También era necesario controlar toda la línea de costa y los caminos del Garraf.

Por este motivo y otros estratégicos, la fortaleza sería construida alrededor del año 900 para la defensa de la frontera del Condado de Barcelona con Al-Andalus.

De hecho, aparece documentado por primera vez en el año 957, momento en el que era cabeza de un término jurisdiccional que comprendía los actuales términos municipales de Castelldefels, Gavà, Begues, Sant Climent, Viladecans y Sant Boi.

Una vez construidas las estructuras de defensa, los condes son los encargados de organizar el poblamiento en esta zona y nombran vicarios, es decir, representantes suyos, para proteger el territorio. 

En 985 fue destruido durante la razzia de Al-Mansur por tierras de Barcelona, siendo reconstruido poco tiempo después.

En el siglo XI se producen las primeras situaciones de revueltas de señores feudales contra los condes. Un ejemplo es Mir Geribert, señor de Eramprunyà, entre otros títulos, que no reconoció la autoridad del conde de Barcelona y se enfrentó personalmente.

En los primeros años del siglo XII el castillo es nuevamente atacado y destruido en este caso por los almorávides y ya a mediados del siglo XII es reformado y convertido en palacio.

En el siglo XIII fue adquirido por el rey de Aragón Jaime I. En 1323 Jaime II vende el término de Eramprunyá a su tesorero, Pere Marc para recaudar dinero para la conquista de Córcega y Cerdeña. Empieza aquí la época de máximo esplendor del castillo que durará hasta mediados de siglo XV, cuando sufre graves daños durante la guerra de los Remensas y que desde entonces ya nunca sería reconstruido en su totalidad.

La fortaleza se levantó a base de fábrica de mampostería y sillería, según zonas, con piedra rojiza característica de la zona. Su estructura respondía a una planta casi rectangular y quedaba rodeada por 3 recintos fortificados escalonados topográficamente, el superior, el inferior y el exterior.

-En el recinto superior o sobirá (situado en la parte más alta del conjunto), se encuentran los restos del castillo-palacio, otras dependencias y algunos restos de la muralla que lo protegía. A este recinto se accede por una puerta con arco de medio punto.

-En el recinto inferior o jussá, donde se encuentra la iglesia de Sant Miquel, del siglo X aunque bastante transformada, un cementerio con tumbas antropomorfas, restos de muros perimetrales y una cisterna excavada en la roca.

Estos 2 recintos están comunicados por un puente de madera que sustituye a un antiguo puente de piedra, hoy desaparecido.

-El recinto exterior se encuentra en la parte más baja del conjunto. Se trata de una reforma y ampliación realizada en el siglo XIV, en la que se incorpora una muralla exterior, de la que se conserva gran parte.

Visitable:

Enlaces Relacionados: