Castillo de Coca

COCA IV

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Coca

Población:

Coca

Provincia:

Segovia

Estado:

Buen estado

Datos de Interés:

El castillo fue construido a mediados del siglo XV sobre un meandro del río Voltoya.  El castillo de Coca no es la única defensa de la villa, la completan  murallas y pequeñas torres fortificadas.

En 1451 la villa fue intercambiada con D. Alonso de Fonseca, obispo de Ávila y arzobispo de Sevilla, que consigue del Rey Juan II el permiso para la construcción de una fortaleza. Es el hijo de este D. Alonso de Fonseca y Acevedo quién lleve a cabo las labores de construcción ya en los últimos años del siglo XV.

La construcción del castillo corrió a cargo de alarifes sevillanos, expertos trabajadores del ladrillo mudéjar del siglo XV. Lograron un material resistente a las nuevas armas de artillería y de fácil trabajo para crear elementos decorativos

Las defensas del castillo fueron puestas a prueba en un ataque del marqués de Cenete y en 1521, por las tropas comuneras. Con los años la fortaleza se transformo en prisión de estado, teniendo al Duque de Medina Sidonia como uno de los presos más ilustres.

Edificado en su totalidad en ladrillo salvo en saeteras y ventanas para las que se destinó material pétreo, lo primero que llama la atención del castillo caucense es que no se encuentra, como es habitual en la mayoría de fortalezas, en una posición elevada, sino que se asienta en un terreno totalmente llano y abierto a la población.

El castillo de Coca sobrevive estos días a la multitud de visitas que recibe todo el año. La visita parte de la capilla que es del siglo XVI y de estilo mudéjar que contiene sin embargo varias obras de arte de estilo Hispano-Flamenco de gran valor, como dos tablas con la Virgen con el Niño y un Cristo de influencia bizantina. Desde aquí se sube a la torre del homenaje desde la que se puede divisar los castillos de Cuéllar y de Íscar.

Su sistema defensivo consta de un primer cinturón defensivo exterior, comunicado directamente con la muralla, presenta planta cuadrangular con cuatro torreones octogonales en los ángulos y dotado de pequeñas torretas y garitones de vigía en cada uno de los lienzos.

El segundo de los recintos se corresponde con el núcleo residencial de la fortificación propiamente dicho, cuyas principales estancias se articulan en torno al Patio de Armas un espacio que en la actualidad es réplica del suntuoso patio original, desmontado y vendido por la Casa de Alba durante la primera mitad del siglo XIX.

También de planimetría cuadrangular y reforzada en varios de sus lienzos por cubos almenados, el espacio principal del castillo queda definido por cuatro potentes torres en cada uno de sus ángulos, llamadas popularmente Torre del Homenaje, Torre de Pedro Mata, Torre de la Muralla y Torre de los Peces.

La Torre el Homenaje, está situada en la esquina nororiental del conjunto, dominando la población. En su interior, una escalera de caracol permite el acceso a las distintas estancias interiores de la torre, comenzando por una pequeña capilla en su piso bajo con mobiliario litúrgico interesante, incluidas aquí dos tallas de madera de la Virgen con el Niño en su iconografía de Sedes Sapientiae.

La segunda de las torres en relevancia es la de Pedro Mata, así conocida por un caballero al servicio de la Familia Fonseca. Como la del Homenaje aunque de menor tamaño, consta de una zona de mazmorras a la que se superponen otras dos estancias, una de ellas, de gran belleza, conocida como Sala de los Jarros por los motivos pictóricos en ella desplegados.

En las otras dos torres, comunicadas entre sí como con las anteriores por medio de adarves o caminos de ronda, destaca la Sala de los Peces, ricamente decorada con peces rojos y azules entre azulejos y arquitecturas fingidas.

La Casa de Alba, en 1954 cede el castillo al Ministerio de Agricultura con el fin de instalar en él una escuela de capacitación forestal aún a día de hoy activa.

Visitable:

Enlaces Relacionados: