Castillo de Castril

CASTRIL V

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Castril

Población:

Castril

Provincia:

Granada

Estado:

Restos

Datos de Interés:

Los romanos fundaron en Castril un pequeño campamento militar o “castro” (de donde podría venir su nombre actual) y desde entonces parece estar habitada. Tras la conquista musulmana, la peña siguió siendo utilizada como baluarte.

Los almohades comenzaron la construcción del castillo desde el siglo XI, aunque la estructura actual (que se debe a los nazarís), pudo haber comenzado en el siglo IX.

El castillo de Castril tuvo un gran valor estratégico en su período Nazarí, ya que controlaba el pasillo del Guadiana Menor.

Esta vía ponía en comunicación las importantes ciudades de Baza y Guadix con la alta Andalucía, sirviendo de vía de penetración y confrontación entre los ejércitos castellanos del norte del Guadalquivir y las tropas Nazaríes.

A mediados del siglo XIII con el avance y conquista cristiana en Jaén y Murcia por Fernando III el Santo, se fija la frontera con el reino nazarí de Granada quedando protegida por los musulmanes mediante una sucesión de fortificaciones para control de la región. El Castillo de Castril fue una parte fundamental de esta línea de defensa.

Castril se convirtió en una zona clave frente a los cristianos, especialmente la encomienda de Segura, de la Orden de Santiago, y el adelantamiento de Cazorla, señorío del Arzobispo de Toledo desde 1231, lo que hizo que Muhammad I, rey de Granada y fundador de la dinastía nazarí, conocido como Alhamar, tuviese claro que había que reforzar toda la zona como defensa hacia los cristianos.

Sin embargo, la plaza, cambió de manos en diferentes ocasiones y en 1285 pasa a dominio de la Orden de Santiago, aunque posteriormente volvió a manos musulmanas.

El Castillo de Castril es un magnífico exponente de la arquitectura militar del periodo islámico en la Península Ibérica, su control motivó continuas luchas entre árabes y cristianos. En 1488 paso definitivamente a manos de éstos tras la rendición árabe al ejército de los Reyes Católicos, entregándoles el castillo y su territorio en señorío a Don Hernando de Zafra, secretario real e impulsor de las negociaciones para la entrega pacífica de varias plazas de la zona.

Tras la fundación del Señorío de Castril, en 1490, el castillo se continuó usando como guarnición militar hasta la desaparición del señorío en 1838, año en el que parece que fue abandonado al no mantenerse ya la guarnición militar. Tras esto fue “ocupado” por la población de Castril que lo utilizó como cementerio y del que parece extrajeron piedras para otras edificaciones llevando el recinto casi hasta la desaparición total de murallas y algunas torres.

Se conservan restos de tres recintos en el Castillo de Castril, consistentes en muros de mampostería que cierran los espacios que dejan las rocas. Los dos primeros recintos se encuentran al en la zona este, ya que por el lado contrario la fortaleza es inexpugnable naturalmente, mientras que el tercer recinto se encuentra situado al sur de los anteriores.

En el primer recinto se encuentra el camino de subida que, tras la desaparecida puerta, asciende entre dos murallas, una a la izquierda que lo defiende de los ataques exteriores y otra a la derecha que lo controla desde arriba.

Los restos conservados del segundo recinto consisten principalmente en una torre semicircular y un gran baluarte que quizás constituyó la torre del homenaje, hoy desmochada y transformada en una plataforma sobre la que se ha situado una imagen del Sagrado Corazón.

El tercer recinto está formado por un espacio alargado y sensiblemente triangular acotado en sus dos lados mayores por dos grandes rocas, sobre las que hay restos de construcciones. Al noreste se encontraba el desaparecido acceso, al noroeste una torre de mampostería, y al sur un muro escalonado de mampostería que cierra el espacio entre las dos grandes rocas y que quizás se usase para pasar de una a otra por su coronamiento. De ser esto así, en la actualidad se conservan unos 15 metros de altura de los casi 30 metros que debió tener. A partir del escalón intermedio, al muro se le trasdosó otro por el interior, posiblemente para conseguir más anchura en su parte superior.

El aljibe se encuentra en el centro del tercer recinto, conformando un espacio rectangular 6,60 por 2,30 metros en el interior, y rodeado en tres de sus lados por un muro escalonado de hormigón de cal que pudo servir de apoyo a la bóveda o incluso para evitar filtraciones por grietas que podrían abrirse fácilmente al estar construido en una hendidura entre las dos grandes rocas mencionadas anteriormente.

La mayoría de los muros y torres carecen de cimentación, y al encontrarse en el borde de la escarpada peña, se producen continuos deslizamientos y desprendimientos de material que va cayendo por las empinadas laderas hasta el lecho del río Castril o hasta las casas de la población que se localizan bajo el cerro (sobre todo por su cara este) entre las que se encuentra la iglesia parroquial. En sus muros se observan varios tipos de fábricas de mampostería, lo que parece indicar que fueron construidos en épocas distintas y, en algunos casos, reparadas las faltas anteriores.

Visitable:

Enlaces Relacionados: