Castillo de Berlanga de Duero

BERLANGA DE DUERO V

Tipología:

Icono_Castillo
Icono_Palacio
Nombre del Castillo:
Castillo de Berlanga de Duero
Población:
Berlanga de Duero
Provincia:
Soria
Estado:
Ruinas
Datos de Interés:
El castillo se encuentra situado sobre un cortado del río Escalote. Los orígenes del castillo no están muy claros, hay quienes mantienen que a mediados del siglo X se levantó una pequeña fortaleza cuando la frontera del Califato de Toledo se traslada a Medinaceli y Berlanga toma parte en las continuas incursiones y escaramuzas que se producen en la zona.

Durante este mismo siglo X y también durante el siglo XI el castillo adquirió gran importancia por formar parte de la línea defensiva del Duero (junto con Gormaz, San Esteban de Gormaz y Osma), siendo partícipe de las continuas confrontaciones que se producían entre moros y cristianos debido a su posición fronteriza entre ambos reinos.

Así pasa sucesivamente a manos cristianas y musulmanas, hasta que se retrasa la línea fronteriza a Toledo en 1085, año en que Alfonso VI toma esta ciudad, aunque se sigue manteniendo el control sobre el enclave musulmán de Medinaceli.

Esta fortaleza fue varias veces disputada por los señores cristianos, es en el S. XIV cuando pasa a manos de la familia Tovar, que levanta el castillo del S. XV sobre el original (del que no quedan restos).

Posteriormente en el S. XVI, entroncados los Tovar con la familia Velasco y con el rango de marquesado otorgado por Carlos I. Será este rey quien insta a la familia Tovar a fortificar la plaza ante el temor de un ataque francés (se reconstruye el castillo, conservando sólo algunos lienzos, un aljibe y la torre del homenaje de la anterior construcción del siglo XV).

El nuevo castillo de inspiración artillera, construido e inacabado por Benedetto de Rávenna al rededor del castillo medieval. Presenta una planta trapezoidal con 4 cubos artilleros de planta circular en las esquinas. Los muros alcanzan una anchura de unos 6 metros. Los cubos, son cilíndricos y los 2 delanteros presentan una bóveda en su interior que los dividía en 2 alturas, mientras que los traseros tenían el interior de madera y divididos en 3 alturas. La techumbre era de madera o de tejas.

En 1660 sufrió un incendio coincidiendo con la visita de Felipe IV, a partir de entonces, el castillo, aparte de su función militar, cumplirá múltiples funciones: arsenal de armas, calabozo para prisioneros y custodio del archivo de los Duques de Frías y marqueses de Berlanga.

 

El castillo de planta rectangular, está formado por 2 recintos o patios, correspondientes a etapas diferentes, medieval (el interior) y moderna (el exterior o envolvente).

El recinto o patio de armas en la parte oeste y el recinto o patio residencial en la parte Este, que era un patio interior con soportales de columnas góticas, estructurado en torno a un aljibe central y del que se conservan 2 estructuras subterráneas: un aljibe revocado con cal y un pasillo que une el depósito con el sumidero de aguas. Tiene 2 torres en las esquinas delanteras: la del homenaje y una torre de planta circular en la esquina contraria, llamada “el muro redondo”.

La torre del homenaje es un edificio complejo estructurado en 5 alturas (la planta baja y 4 pisos contando con la terraza) y formado por 2 cuerpos, uno de ellos de planta cuadrangular y el otro de planta trapezoidal.

El acceso a la torre se lleva a cabo por la segunda planta a través de una estrecha puerta defendida por el popularmente llamado “castillete”, que no es más que el acceso o puerta principal del castillo medieval.

La parte superior de la torre presenta garitas en las esquinas traseras y en la parte central de los muros, en tanto que las 2 esquinas delanteras están rematas por 2 borjes* (Borje: Término procedente del árabe “borj” y que significa “torre”, esta torre era una estructura similar a las escaraguitas) a modo de contrafuertes que recubren las esquinas desde la base hasta la parte más alta.

Los 4 muros de la torre están coronados por parapetos almenados en los que se intercalan saeteras o aspilleras de palo y orbe. Estas garitas y borjes moldurados, de influencia de la escuela vallisoletana del siglo XV, presentan 8 escudos dispuestos en las esquinas y mitades de los muros de la torre, correspondientes a los abuelos de Luis de Tovar y María de Guzmán, su mujer, señores de Berlanga en aquella época.

Los cubos de este castillo (por norma general, son cilíndricos). Los 2 delanteros presentan una bóveda casamata en su interior que divide la estructura en 2 alturas, tienen troneras para proteger los flancos (de buzón en el nivel inferior y de redientes en el superior). Los cubos traseros, carentes de bóvedas, también tienen troneras para proteger los flancos (de buzón en el nivel inferior y de redientes en el superior), estuvieron estructurados en 3 niveles con forjados de madera y cubiertos por un tejado. Las cañoneras de los cubos son de tipo de “buzón“, que tienen la ventaja de que el cañón no asoma por el exterior del muro.

Visitable:
Enlaces Relacionados: