Castillo de Benisanó

BENISANÓ

Tipología:

Icono_Castillo
Icono_Palacio
Nombre del Castillo:
Castillo de Benisanó
Población:
Benisanó
Provincia:
Valencia
Estado:
Buen estado
Datos de Interés:
El origen de Benisanó se puede fechar a comienzos del siglo XII, en una alquería de origen musulmán, dependiente de la cercana población musulmana de “Lyria” (actual Liria) que se denominaba “Beni Sahnún”, pero este nombre evolucionará a “Benixanut”, “LLibre del Repartiment”, “Beniçano”, “Benizano” hasta que en el año 1278 ya se conocerá con el nombre actual de Benisanó.

En la época que se la conocía como el “Llibre del Repartiment” de Jaime I, aparece una donación efectuada al navarro Pedro Iñiguez de Diacastello, Procurador del Infante don Pedro (futuro rey Pedro III de Aragón), que consta de una torre con sus edificaciones que se llama Benizano. Fecha 1 de noviembre de 1249.

En 1277 el rey de Aragón Pedro III (1276-1285), concede la alquería de Benisano a Juan de Proxita, Gran Canciller del Reino y Presidente de sus Consejos. Son su linaje los segundos señores de Benisanó, hasta la llegada de la familia Cavanilles-Villarrasa. Hasta finales del siglo XV dependió de Lliria, y ambas localidades mantuvieron numerosos litigios que desembocaron en conflictos armados en los años 1408 y 1576.

En el año 1477 Isabel Gallach, esposa de Luis de Cavanilles Villarrasa, compra a Pedro Eixarch, la alquería señorío de Benisanó. Es entonces cuando el rey Juan II de Aragón (1458-1479) (padre de Fernando el Católico) concede a Luis de Cavanilles Villarrasa la jurisdicción de Benisanó. Será por tanto hacia finales del siglo XV con la familia Cavanilles-Vilarrasa cuando el castillo adopte su actual fisonomía. Será Luis Cavanilles Villarrasa el primer señor de este linaje en Benisanó.

La alquería (alquería=del árabe القرية al-qarīa, pueblo, caserío, designa a una casa de labor), se estructuraba alrededor de una torre que protegía no solo el asentamiento a sus pies, sino que además servía de vigía y alerta para la cercana Liria, lugar donde tenía su residencia el cadí o magistrado musulmán.

Este castillo se usó como prisión, cuando uno de los hijos de Luis de Cavanilles, Don Jerónimo de Cavanilles-Villarrasa y Gallach trasladó el 3 de julio al rey de Francia, Francisco I, tras perder la Batalla de Pavía (24 de febrero de 1525), permaneciendo recluido en el castillo durante 18 días con un ritmo de vida acorde a su real condición, siendo constantemente agasajado y honrado por el señor del castillo Don Jerónimo, antes de ser trasladado a Madrid, a la Torre de los Lujanes donde quedó recluido con toda pompa el 12 de agosto.

 

El recinto del castillo se divide en 2 partes (las murallas y el castillo).

Las murallas que rodeaban la población (eran muy anteriores a la construcción del castillo, pues estas serían de los siglos XIII-XIV y el castillo del siglo XV), formaban un recinto rectangular, reforzada con cubos almenados en sus vértices, que estaba unido por 2 de sus extremos al castillo y daban protección a la población.

En cada uno de los 3 lienzos de murallas que rodeaban la población, había torres colocadas a la misma distancia y un portal, llamados de Bétera, Líria y Valencia.

El castillo, que en su configuración primitiva, contaba con un puente levadizo y foso, el remate de la torre central estaba constituido por teja árabe, a 4 aguas y en forma de chapitel, estos elementos fueron eliminados en reformas posteriores, dándole forma almenada.

La estructura general del castillo se desarrolla en torno a la torre central de 30 metros de altura y de 4 plantas interiores y finaliza en una terraza almenada posteriormente, además de un espacio subterráneo de origen musulmán.

El primer piso era la planta noble y estaba reservado para los dueños del castillo. La segunda planta se articula en un conjunto de habitaciones dedicados a almacenes.

El castillo está protegido por 2 anillos amurallados. El exterior que enlazaba con las murallas de la población es de altura inferior que el anillo interno.

El segundo anillo es de altura algo superior que el primero y solo dispone de una torre defensiva conocida como Torre de la Poterna. En este anillo se encuentra el paso de ronda del castillo (entre ambos anillos de murallas un foso llevaba antiguamente, agua procedente del manantial de San Vicente de Liria).

El castillo tiene fábrica de mampostería reforzada con sillares de refuerzo en las esquinas. Es de planta rectangular, destacando en su parte central la torre del homenaje, cuadrada y almenada.

La entrada al castillo se realiza por la fachada de Levante atravesando un arco de medio punto abierto en la barbacana o ante-muralla que servía de protección al palacio y después de salvar un foso lleno de agua y un puente levadizo.

El patio de armas, de planta cuadrangular y no muy grande. El subsuelo del patio de armas se encuentra excavado ya que todo él es un gran aljibe para el almacenaje de agua, que parece proceder de época islámica. Desde el patio de armas, una puerta situada al frente permite el acceso a una galería en forma de “L”, que podrían haber sido las antiguas caballerizas del castillo, o el cuerpo de guardia (se han encontrado una serie de dibujos o grafitis en los muros de las caballerizas, con barcos, círculos, la planta de una iglesia….).

Por el castillo podremos encontrar los escudos de las familias de los Fernández de Córdova, el escudo de los Dusay Fivaller, o el escudo de los Escrivá de Romaní.

Visitable:
Enlaces Relacionados: