Castillo de Benalí

AÍN IV

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Benalí

Población:

Aín

Provincia:

Castellón

Estado:

Restos

Datos de Interés:

Los restos del castillo de Benalí, están situados en el territorio de la pequeña población de Aín (del árabe “lugar de aguas”), en el corazón del Parque Natural de la Sierra de Espadán. Se trata de una fortificación medieval de origen musulmán y del tipo montano.

Este castillo que parece inexpugnable ha servido de enclave militar estratégico desde los tiempos de los sarracenos, pasando por el Reino de Valencia, o las Guerras Carlistas.

El castillo perteneció al Alcadiazgo de Eslida, que tras la conquista pasó al Señorío de Jérica. El nombre de “Alcadiazgo de Eslida” engloba un conjunto de fortalezas que se incorporaron a la Corona ya muy tardíamente y que devendrían en pueblos con los mismos nombres con que se urdieron lo mismo que ocurrió con el castillo de Onda y Artana.

Este castillo perteneció a Eslida que tras su conquista por Jaime I pasó al señorío de Jerica con Alcudia de Veo y Sueras en el año 1238. En 1369, pasó a propiedad de la corona posteriormente al dudado de Segorbe hasta el siglo XVI en que tornaría a la corona durante las revueltas moriscas del siglo XVI. Aín se convirtió en el centro neurálgico de los acontecimientos hasta su total expulsión, de hecho, en el cerro denominado alto de la batalla se libraron algunos de los más encarnizados combates.

El castillo está algo alejado y al que se llega por un camino rural que bordea el monte siguiendo el curso del río (está bien indicado)

Su estructura simple y de planta rectangular, consta de dos recintos bien diferenciados, uno avanzado con torre cuadrada albarrana avanzada, casi completa y otro más atrás sobre el punto más alto. Otro recinto con la torre del homenaje redonda y restos de torres en los ángulos.

Lo primero que encontramos al llegar al castillo es su muralla, la cual se debía de rodear y, por lo tanto, pasar por debajo de todos los arqueros y esquivar los diferentes objetos que lanzaban los defensores al querer entrar el enemigo, en la primera defensa del castillo (Actualmente se puede entrar por la parte de la torre).

Después tenemos que dar la vuelta a todo el castillo, otra vez, para encontrarnos con una puerta de 2 metros de altura. Por esta entrada, no se podía subir si no era con una escalera, con la finalidad así de dificultar la entrada al castillo. Al pasar esta puerta, nos encontrábamos con un enorme foso y puente levadizo, que dificultaba aún más el asalto al castillo.

La torre del homenaje, una enorme torre redonda de 3 plantas con la consabida puerta de 2 metros para subir con escalera. Dentro de la torre se debía subir planta tras planta hasta llegar a lo alto, (actualmente no existen las tres plantas dentro de la torre ya que eran de madera)

Visitable:

Enlaces Relacionados: