Castillo de Barberá

BARBERÁ DE LA CONCA

Tipología:

Icono_Castillo

Nombre del Castillo:

Castillo de Barberá

Población:

Barberá de La Conca

Provincia:

Tarragona

Estado:

Restos

Datos de Interés:

El Castillo de Barberá se alza sobre una pequeña cima de una colina situada en el centro de la localidad de Barberá de la Conca, provincia de Tarragona.

La primera vez que aparece el nombre de Barberà es en el año 945, en la donación de la Iglesia de Sant Pere d’Ambigats que hizo el Conde Borrell al Monasterio de Santa Cecilia de Montserrat.

Los primeros documentos sobre Barberà de la Conca datan del año 1054, cuando en la labor repobladora empezada por Ramon Berenguer I, el lugar fue cedido a Arnau Pere de Ponç, con la obligación de fortificarlo.

Recientes prospecciones arqueológicas han puesto al descubierto vestigios de hábitat de época ibérica, pero las construcciones actuales corresponden principalmente a tres etapas:

  • La pre templaría (desde fecha incierta hasta finales del siglo XI)
  • La templaría (siglos XII-XIV)
  • Y la de la orden hospitalaria (del siglo XIV al XIX).

Es probable que en la etapa pre templaría el castillo estuviera formado por una gran torre, anterior al siglo XI, a la que quizá corresponde parte de los cimientos del castillo templario, más un recinto amurallado con una torre cilíndrica del siglo XI, cuya base es todavía visible. Parte de las construcciones de la etapa templaría del castillo permanece en la base del castillo actual.

Se trata de dos edificios: una torre-habitación (o palacio) y una capilla contigua. Ambos edificios comparten la misma pared sur, que es un imponente lienzo construido con grandes sillares y perforado por tres saeteras. En el subterráneo de la torre se encuentra una dependencia con bóveda de cañón que servía de calabozo. La capilla ocupaba la planta superior de un edificio de dos plantas, actualmente derruidas.

La planta inferior tenía probablemente un techo de vigas de madera, mientras que la superior tenía una bóveda de cañón. En el lado norte de la capilla se conserva una galería porticada que comunicaba la capilla con el patio interior. A su alrededor se fueron construyendo diferentes edificios, en tiempo de los templarios o en épocas más tardías.

En la etapa hospitalaria, o de la Orden de Malta, se utilizó la construcción templaría, reconstruida en diferentes ocasiones, a la que se añadieron, entre los siglos XIV y XVI, un grupo de edificios al norte y al oeste del patio, que fueron derruidos a principios de siglo.

El más importante de ellos era el llamado palacio nuevo, construido en la segunda mitad de siglo XIV por el gran prior de la Orden del Hospital, fray Guillem de Guimerà, que ocupaba todo el ala norte. Era un gran edificio rectangular de dos pisos, el superior tenía arcos diafragma i techumbre de madera con amplios ventanales hacia el norte. En el sector occidental del castillo, un gran prior de la familia Requesens mandó construir un edificio decorado con estucos del que se conservan algunos fragmentos con temática heráldica.

A finales del siglo XIX y principios del XX el castillo, muy deteriorado, fue reutilizado como escuela del pueblo y más adelante abandonado.

Visitable:

Enlaces Relacionados: